El Banco de España pone en evidencia a Escrivá: la pensión, un 8% más baja si sube el periodo de cómputo a 35 años
El ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, defiende que ampliar el periodo de cómputo para el cálculo de la pensión beneficiaría a pensionistas con lagunas de cotización. Sin embargo, lo que no dice, es que perjudicará a otros muchos que han cotizado mes a mes sin interrupción durante 35 años.

El Banco de España pone en evidencia a Escrivá: la pensión, un 8% más baja si sube el periodo de cómputo a 35 años

14 septiembre, 2022
|
Actualizado: 14 septiembre, 2022 13:01
|
PUBLICIDAD

El Banco de España ha calculado que extender el periodo de cómputo para la jubilación de 25 a 35 años supondría un recorte de la pensión inicial media del 8,2 %, de acuerdo con el documento ocasional sobre pensiones publicado este miércoles por la entidad. El ministro de Seguridad Social del Gobierno de PSOE-Unidas Podemos ha negado que la intención de Gobierno sea aumentar el periodo de cálculo de 25 a 35 años, aunque durante la elaboración del plan de recuperación a principios de 2021 circuló un borrador en este sentido. Escrivá defiende asimismo que el objetivo es lograr un sistema más justo mejorando las pensiones de las personas con carreras irregulares. Así, ha dicho que la idea es combinar el impacto de tres elementos (el periodo de cómputo, la exclusión de los peores años y la cobertura de las lagunas), algo que discutirá desde ahora con los agentes sociales.

Pero lo cierto es que ampliar el cómputo de cotización perjudica a los pensionistas. Según el informe, la ampliación progresiva del período de cálculo desde 15 hasta 25 años (un año cada año desde 2013) ya ha supuesto una caída de la pensión inicial media del 5%.

No obstante, simultanear la ampliación del período de cálculo a 35 años con el descarte de los años más desfavorables para determinar la base reguladora permitiría suavizar la caída de la pensión inicial media o incluso mejorarla.

La utilización de entre los 25 y los 28 años más favorables, dentro de los 35 previos a la jubilación, arrojaría una pensión inicial media mayor, mientras que si se computasen entre los 30 y los 34 años más favorables la pensión inicial media sería menor.

El punto neutro estaría en tomar en consideración los 29 años más favorables, porque arrojaría una pensión media similar a la resultante de tomar en cuenta los 25 años anteriores a la jubilación.

Sin embargo, un esquema que permitiese descartar solo los 12 peores meses de cotización entre los 35 años previos a la jubilación supondría una pensión media inicial un 6,5 % más baja.

En general, la posibilidad de descartar los años más desfavorables beneficiaría a los trabajadores afectados por lagunas de cotización o períodos de desempleo, así como a las pensiones por debajo de la media, de modo que la desigualdad en la cuantía de las nuevas prestaciones sería ligeramente inferior. 

Noticias Relacionadas: