El BCE espera fusiones en la banca en las ‘próximas semanas, en los próximos meses’, según De Guindos

El BCE espera fusiones en la banca en las ‘próximas semanas, en los próximos meses’, según De Guindos

Ese proceso de consolidación es "ineludible", junto a la reducción de costes, para resolver el problema de rentabilidad que tiene la banca europea, según el vicepresidente del Banco Central Europeo
20 julio, 2020
|
Actualizado: 20 julio, 2020 17:38
|

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, espera que en las «próximas semanas, en los próximos meses» se produzcan «movimientos de consolidación» en el sector bancario europeo tanto a nivel doméstico, por entidades medianas y pequeñas, como de «forma trasnacional».

Durante su intervención en las jornadas que organiza el Partido Popular en los Cursos de Verano de El Escorial de la Universidad Complutense de Madrid, De Guindos ha subrayado que ese proceso de consolidación es «ineludible», junto a la reducción de costes, para resolver el problema de rentabilidad que tiene la banca europea que, no obstante, ha afrontado esta crisis del COVID-19 mejor preparada que hace una década.

El problema de rentabilidad que ya existía antes de esta pandemia, ha expuesto De Guindos, tiene que ver, entre otros aspectos, con el «exceso» en el número de entidades, de capacidad y con esa falta de consolidación, tanto doméstica como internacional.

«Todo lo que era imprescindible antes de la pandemia, ahora, más», ha subrayado De Guindos que cree que ese proceso «permitirá reducir las vulnerabilidades que afectan a la banca europea».

De Guindos también ha insistido en la importancia de que se logre un acuerdo en el Consejo Europeo que mandé la señal de que existe una «respuesta europea» conjunta y a la altura del desafío.

«Espero que lo que se acuerde sea lo más parecido a la propuesta inicial de la Comisión», ha afirmado De Guindos que ha defendido la importancia de contar con una política fiscal común.

También ha destacado que la condicionalidad no tiene «porqué ser mala» y que todos los países quieren que el dinero se gaste de la mejor forma posible.

«Eso forma parte de la tradición comunitaria», ha concluido.

Noticias Relacionadas: