PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Pablo Iglesias y Pedro Sánchez forman un Gobierno de coalición con guiños a los okupas que arruinan la vida de miles de familias. EFE/Prensa Moncloa

El Gobierno, más ‘pro-okupa’ que ‘pro-propietario’

El Ejecutivo de PSOE-Unidas Podemos desoye la petición del PP y Vox de castigar con más dureza a okupas

El Gobierno ha defendido este martes los pasos dados para reforzar la lucha contra la okupación de viviendas, con sendas instrucciones de la Fiscalía y de Interior, y ha desoído la petición del PP y de VOX de aprobar cambios legislativos que endurezcan la respuesta penal frente a los okupas.

En la sesión de control al Gobierno del pleno del Senado, el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha acusado a Vox de generar alarmismo y abusar de la “manipulación barata”, mientras que el de Interior, Fernando Grande Marlaska, ha puesto en valor las instrucciones aprobadas para intentar responder de forma más rápida y segura a las okupaciones.

Pero ni el PP ni VOX ven esos protocolos suficientes. El senador popular Pedro Rollán ha instado al PSOE a imponerse a “su socio pro-okupa” y “desahuciarlo del Gobierno”, y la senadora de Vox Yolanda Merelo también ha cargado contra Podemos, convencida de que está permitiendo la okupación e impulsando un proceso “revolucionario neocomunista”.

“La ciudadanía vive sus problemas cotidianos y las políticas públicas están hechas para proteger; y si ahora hay una preocupación con los okupas, aquí estamos, porque es nuestra responsabilidad atajarla”, ha asegurado el titular de Justicia.

Los ministros no han ofrecido datos actuales de este fenómeno. Campo se ha remitido a las últimas cifras del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), de 2018, cuando hubo 6.028 condenas por usurpación, 700 menos que el año previo.

Y Marlaska ha destacado el incremento del fenómeno durante los gobiernos del PP: en 2011 hubo 3.849 ocupaciones ilegales y en 2018, 12.214; en la Comunidad de Madrid se pasó de 673 ocupaciones ilegales en 2015 a 1.500 en 2018.

En ese periodo, ha recordado, era consejero madrileño de Vivienda, Ordenación del Territorio y Presidencia Pedro Rollán, senador que este martes ha instado al Gobierno a apoyar la proposición de ley presentada por el PP para sacar a los okupas de las viviendas en tan solo doce horas.

“Un delito contra la propiedad no puede generar un derecho, nos da igual que sea de un particular o de un fondo de inversión”, ha subrayado Rollán, que ha descrito a vecinos “aterrorizados” que sufren inseguridad, insalubridad y violencia.

El ministro de Justicia, tras recordar que más del 80 % de las denuncias por okupación están relacionadas con mafias y edificios abandonados, ha reconocido la necesidad de estar pendientes de una realidad con múltiples aristas, en las que, ha apuntado, no puede recibir el mismo tratamiento una mafia que una familia vulnerable.

Pero Vox no comparte esa premisa: “La okupación es un delito que debe ser perseguido desde el minuto cero, su situación social o problemática no tiene por qué pagarla el español que trabaja y madruga”, ha manifestado su senadora.

Tanto para esta fuerza como para el PP, las instrucciones de la Fiscalía y de Interior son un mero “maquillaje” ante un problema, que, ha señalado Rollán, preocupa a todos salvo al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, cuyo “casoplón” protege la Guardia Civil.