El impuesto de los ricos, para los más vulnerables, según el Gobierno, aunque no da ni para la devolución de Hacienda a Telefónica
La alta presión fiscal de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, será uno de los motivos por los que el dinero español buscará refugio en otros países.

El impuesto de los ricos, para los más vulnerables, según el Gobierno, aunque no da ni para la devolución de Hacienda a Telefónica

10 noviembre, 2022
|
Actualizado: 10 noviembre, 2022 18:13
|
En esta noticia se habla de:
PUBLICIDAD

PSOE y Unidas Podemos, que forman parte del Gobierno con mas Ministerios y asesores contratados «a dedo» de toda la democracia ha tirado hoy de tópico para explicar que la recaudación obtenida por el impuesto temporal a las fortunas de más de 3 millones de euros «se destinará a financiar políticas de apoyo a los más vulnerables», de acuerdo con la enmienda registrada por socialistas y la extrema izquierda en la que se crea este tributo. Lo cierto es que este tributado se ha colado como enmienda en los Presupuestos de 2022 junto con el de la banca y energéticas. Con el nuevo impuesto sobre las grandes fortunas el Gobierno pretende recaudar unos 3.000 millones de euros durante los dos años que prevé que esté vigente, aunque la AIReF estima que será algo menos -1.270 millones en 2023 y de 1.370 millones en 2024-. Es decir, que ese impuesto no generará en un año ni los 1.315 millones que necesita Hacienda para cumplir con la sentencia de la Audiencia Nacional que obliga a devolvérselos a Telefónica.

El PSOE y Unidas Podemos han registrado este jueves una serie de enmiendas a la proposición de ley que crea gravámenes extraordinarios a la banca y las compañías energéticas, entre ellas una para crear un impuesto a las grandes fortunas anunciado por el Gobierno.

Tal y como se había anunciado, el nuevo impuesto gravará durante dos años los patrimonios superiores a tres millones de euros y será deducible en el impuesto de patrimonio autonómico, por lo que afectará especialmente a los contribuyentes de las regiones que lo tienen bonificado.

El patrimonio neto se calculará igual que en el impuesto de patrimonio -como bienes y derechos, menos las cargas y deudas-, con las mismas exenciones y un mínimo exento de 700.00 euros, y se devengará el 31 de diciembre de cada año.

Los tipos a aplicar serán del 1,7 % para patrimonio de entre 3 y 5,4 millones de base imponible; 2,1 % para entre 5,4 y 10,7 millones, y del 3,5 % a partir de los 10,7 millones.

La presentación del impuesto será obligatoria para los contribuyentes cuya cuota resulte a ingresar y la propia enmienda establece que se adaptará a los conciertos económicos del País Vasco y Navarra.

PSOE y Unidas Podemos explican que este impuesto temporal de solidaridad de las grandes fortunas tiene una finalidad recaudatoria «en estos tiempos de crisis energética y de inflación», así como otra «armonizadora» para «disminuir las diferencias en el gravamen del patrimonio en las distintas» regiones, especialmente en las «que han desfiscalizado total o parcialmente el impuesto sobre el patrimonio».

El impuesto estará vigente durante los dos años siguientes a su entrada en vigor, aunque se prevé «una cláusula de revisión» para valorar, una vez pasado este tiempo, su «mantenimiento o supresión».

Noticias Relacionadas: