El índice PMI de la actividad en la zona euro, en el nivel más bajo en 18 meses

El índice PMI de la actividad en la zona euro, en el nivel más bajo en 18 meses

23 agosto, 2022
|
Actualizado: 23 agosto, 2022 11:37
|

La actividad de la zona euro ha disminuido en agosto por segundo mes consecutivo y registra su nivel más bajo en 18 meses, debido fundamentalmente a «otro declive de los nuevos pedidos» y al debilitamiento de la demanda en el sector servicios por «la presión del coste de vida».

El índice PMI de la actividad en la zona euro de S&P Global, que ahora integra a IHS Markit, publicado este martes, se situó en agosto en los 49,2 puntos, ligeramente inferior a los 49,9 de julio y sigue por debajo de los 50 puntos que separan el crecimiento de la contracción.

Esta es la segunda reducción mensual consecutiva de la actividad total de la zona euro, que fue más intensa que la observada en julio y se produce tras un periodo de dieciséis meses de crecimiento.

Respecto al índice de actividad comercial del sector servicios, se situó en 50,2 (su mínima de los últimos 17 meses); el de producción del sector manufacturero, en 46,5 (su máxima de los dos últimos meses); y el del sector manufacturero, en 49,7 (su mínima de los últimos 26 meses).

La actividad empresarial se vio afectada en agosto por una demanda decreciente, ya que el volumen de nuevos pedidos se redujo sólidamente por segundo mes consecutivo tanto en el sector manufacturero como en el sector servicios, aunque fue el sector industrial el que siguió indicando la mayor contracción.

Esa demanda a la baja en el sector manufacturero ha provocado una acumulación de productos no vendidos, que aumentaron en agosto al ritmo más intenso en más de 25 años de recopilación de datos y marcó un nuevo récord por segundo mes consecutivo.

La fuertes presiones inflacionistas fueron «un factor clave en la reducción de los nuevos pedidos», indican las mismas fuentes, que añaden que las tasas de inflación soportadas «se volvieron a desacelerar durante el mes» y «los costes de los insumos aumentaron al ritmo menos marcado en casi un año».

Según los datos de S&P Global, el empleo aumentó por decimonoveno mes consecutivo, aunque las empresas moderaron la contratación en agosto y la tasa de creación de empleo decreció por tercer mes consecutivo, siendo la menos marcada desde marzo de 2021, debido a una confianza en la actividad empresarial que se ha debilitado y a una reducción de los nuevos pedidos.

El director económico de S&P Global Market Intelligence, Andrew Harker, cree que los últimos datos del índice de la actividad en la eurozona «sugieren que la economía se está contrayendo en el tercer trimestre del año» y apunta a que «las presiones del coste de vida han hecho desaparecer el repunte económico en el sector servicios» tras las restricciones por la pandemia.

Respecto al sector manufacturero, explica que «siguió sumido en una contracción en agosto» y registra «otra acumulación récord de existencias de productos terminados debido a que las firmas no han podido vender los productos en el entorno actual de caída de la demanda», por lo que ve «escasas probabilidades de mejora para la producción manufacturera a corto plazo».

Harker insiste en que «se observa un declive de la producción y la actividad en un amplio abanico de sectores» y «la debilidad económica continúa generalizándose cada vez más», además de que la reconstrucción de la fuerza laboral tras la pandemia «también está perdiendo ímpetu».

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: