El mercado inmobiliario preocupa ya al Banco de España
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, responsable de la supervisión de las entidades bancarias y financieras en España.

El mercado inmobiliario preocupa ya al Banco de España

25 abril, 2022
|
Actualizado: 25 abril, 2022 13:41
|

 El Banco de España no observa por el momento señales de desequilibrios pronunciados en el mercado inmobiliario, pero alerta de la necesidad de monitorizarlo con atención ante la posibilidad de que se transmitan los efectos de la zona euro en el sector bancario español.

«El todavía importante peso relativo de las exposiciones vinculadas al sector inmobiliario en los bancos de nuestro país y la existencia de factores compartidos que explican la evolución de los precios de la vivienda en el área del euro alertan de la necesidad de monitorizar con atención este mercado en España», señala el supervisor en su próximo Informe de Estabilidad Financiera.

Según explica, aunque no hay señales de aplicación en España de condiciones de financiación laxas, «la posibilidad de una cierta transmisión de los efectos de los desequilibrios inmobiliarios dentro del área del euro supone una fuente de riesgo relevante para el sector bancario español, y es necesario evaluar cuidadosamente la disposición de los recursos de absorción de pérdidas suficientes».

El Banco de España recuerda que a finales de 2021 la Junta Europea de Riesgo Sistémico (JERS) actualizó sus recomendaciones y alertas a los países con desequilibrios inmobiliarios, sin que España fuera objeto de ellas.

Tras esa revisión, la JERS emitió, por primera vez, recomendaciones a Alemania y Austria, y alertas a Bulgaria, Croacia, Eslovaquia, Hungría y Liechtenstein.

Estas se suman a las efectuadas anteriormente sobre Bélgica, Finlandia, Francia, Luxemburgo y Países Bajos.

En esos países la tendencia creciente en los precios es más intensa que en el resto, si bien en la segunda mitad de 2021 se apreció un aumento en el ritmo de incremento de los precios en el resto de las economías, incluida España, lo que atribuye a la influencia del ciclo común y, sobre todo, al peso relativo de las exposiciones vinculadas al sector inmobiliario en sus bancos.

El recuadro «Mercados de la vivienda en el área del euro. Principales indicadores, factores comunes y medidas macroprudenciales adoptadas para la corrección de desequilibrios sistémicos», que el Banco de España incluirá en su informe de estabilidad de primavera, analiza además las medidas que han adoptado dichos países para reducir los desequilibrios inmobiliarios.

Señala que, por un lado, algunos han adoptado medidas sectoriales de capital para fortalecer la solvencia de las entidades bancarias en función de sus exposiciones al mercado inmobiliario.

Destaca que Alemania y Eslovaquia han decidido activar el colchón de capital anticíclico, que supone un requerimiento de capital adicional sobre todas las exposiciones crediticias, al identificar que los desequilibrios en el ciclo de crédito no están limitados a las exposiciones inmobiliarias.

Por otro lado, diversos países han establecido también límites sobre los criterios de concesión de préstamos para limitar el riesgo de crédito del flujo de crédito hipotecario nuevo.

A pesar de estas actuaciones, el Banco de España subraya que los desequilibrios inmobiliarios han seguido incrementándose en algunas de estas economías, en su opinión porque han sido «insuficientes desde el punto de vista de su intensidad».

También lo atribuye a que algunos países han «implementado guías supervisoras o recomendaciones sobre límites a la ratio loan to value (LTV), en vez de medidas vinculantes, debido, entre otras razones, a limitaciones de su marco legal nacional».

No obstante, recuerda que los efectos de las medidas de política macroprudencial tienden a no ser inmediatos, al tiempo que apunta que «ello no debería ser óbice para endurecer las medidas existentes o para poner en marcha medidas nuevas, ante un aumento de las vulnerabilidades». 

.
En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: