El Santander quiere reducir costes en más de 1.000 millones con un ajuste de plantilla no traumático

El Santander quiere reducir costes en más de 1.000 millones con un ajuste de plantilla no traumático

La noticia era bien recibida por los representantes de los trabajadores, que mostraban su preocupación por las informaciones que apuntaban a un ERE de 3.000 empleados
27 octubre, 2020
|
Actualizado: 27 octubre, 2020 17:01
|

El Banco Santander ganó 1.750 millones en el tercer trimestre, lo que le permitió reducir a 9.000 millones de euros las pérdidas en el acumulado del año por las provisiones y otros deterioros, y ha avanzado un nuevo plan para reducir más de 1.000 millones de euros en costes en Europa.

Para conseguir ese objetivo la entidad prevé recortes de empleo en España, Portugal, Reino Unido y Polonia, y aunque no ha concretado la cifra, el consejero delegado, José Antonio Álvarez, ha querido insistir en que los ajustes de plantilla, en el caso concreto de España, se negociarán con los sindicatos y no serán traumáticos.

Una noticia bien recibida por los representantes de los trabajadores, que esta mañana mostraban su preocupación por las informaciones que apuntaban a un ERE de 3.000 empleados.

La entidad también ha celebrado hoy una junta para aprobar el reparto de un dividendo en acciones de 0,10 euros este mismo año, complementario al ejercicio 2019, y el abono en efectivo de otro dividendo de 0,10 euros en 2021, si el BCE lo permite.

De momento, los estragos de la pandemia en las cuentas parece que se han suavizado ligeramente en el tercer trimestre, en el que se ha notado un mayor dinamismo y un incremento de los ingresos en comparación con el frenazo del trimestre anterior.

Y es que el banco logró un beneficio atribuido de 1.750 millones de euros entre julio y septiembre, que, en el acumulado del año suman 3.658 millones de euros, sin los citados ajustes, provisiones y demás efectos contables, que se traducen en pérdidas contables.

El Santander ha notado esta mejora intertrimestral en todos los mercados en los que opera, lo que le permite ser optimista y pensar que cerrará el año con un beneficio de 5.000 millones, según ha explicado en rueda de prensa el consejero delegado.

En cuanto a la nueva oleada de fusiones, Ana Botín insiste en que el Santander no desea participar en ninguna operación y su «número dos» destaca que el banco tiene el tamaño que quiere tener en casi todos los mercados y en España, en concreto, una cuota del 20 %.

Volviendo al negocio, los préstamos y anticipos a la clientela se redujeron un 0,6 % en comparación interanual y quedaron en 916.000 millones, con una morosidad del 3,15 %; en tanto que los depósitos de los clientes crecieron un 3,5 % y sumaron 842.899 millones.

A lo largo de estos meses, Santander ha concedido moratorias a hipotecas y otro tipo de préstamos por más de 114.000 millones, alrededor de un 13 % de su cartera crediticia», explica el banco, que recuerda que el 66 % de ellas ha expirado.

Por áreas geográficas, la entidad logró un beneficio ordinario de 2.022 millones en Europa (un 44,4 % menos), debido a los menores ingresos de clientes, a las mayores provisiones por el impacto de la covid-19 y a la desaceleración macroeconómica.

En España, el beneficio fue de 497 millones, un 58 % menos que el año pasado, debido a las provisiones, aunque destacó la mejora intertrimestral de los ingresos, impulsada por la recuperación de las comisiones.

Santander Consumer Finance, el área dedicada a financiar bienes de consumo, vio caer su beneficio ordinario un 22 %, hasta 761 millones, por las medidas de confinamiento en la mayoría de los mercados en los que opera.

En Norteamérica, que incluye México y Estados Unidos, la ganancia ordinaria bajó un 12 %, hasta 1.061 millones, por un incremento de las provisiones debido a la pandemia.

En América del Sur, la entidad ganó 2.119 millones, un 10 % menos, por efecto de las provisiones, un área encabezada por Brasil, donde obtuvo 1.545 millones, un 11 % menos, también por las provisiones dotadas con motivo de la pandemia.

En cuanto a los principales márgenes de la cuenta de resultados, el de intereses -que recoge la mayor parte de los ingresos- se redujo un 9,3 % interanual, hasta 23.975 millones, en tanto que el bruto bajó un 9,6 %, hasta 33.355 millones, y el neto cayó un 10,3 %, a 17.569 millones.

Noticias Relacionadas: