Programas del sabado
El sumiso Escrivá se suma a la carga del Gobierno contra Madrid y su política fiscal

El sumiso Escrivá se suma a la carga del Gobierno contra Madrid y su política fiscal

El expresidente de la AIReF ascendido a ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones por Pedro Sánchez defiende como PSOE, Unidas Podemos y los independentistas catalanes una armonización fiscal al alza, es decir, obligar a Madrid a subir impuestos a nivel de la autonomía catalana o las gobernadas por los socialistas en coalición con la extrema izquierda que asfixian al ciudadano para mantener macrogobiernos
05 agosto, 2021
|
Actualizado: 05 agosto, 2021 17:42
|
PUBLICIDAD

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha asegurado este jueves que la propuesta de establecer compensaciones económicas al efecto capitalidad, que se produce en la Comunidad de Madrid, es una «idea que tiene mucho recorrido y hay que seguir explorando». El recorrido se resume en más impuestos para los madrileños hasta igualar la presión fiscal que sufren los ciudadanos que viven en Cataluña u otras autonomías gobernadas por el PSOE en coalición con la maraña de partidos de extrema izquierda que conviven en esos territorios, incluidos las posiciones separatistas e insultos repetidos al resto de los españoles.

Escrivá se ha entrevistado con el president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, quien propuso recientemente un impuesto, u otra «herramienta» de aportación, específico para las rentas altas de la Comunidad de Madrid que compensen los beneficios de la capitalidad frente a otros territorios. Puig, como buen socialista, lo único que quiere es más impuestos para los madrileños, como él hace con los valencianos para mantener macrogobiernos autonómicos, con empresas y organismo ficticios, de mucho gasto y poca utilidad pública, donde hay que colocar a familiares, amigos, gentes del partido y toda clase de enchufados incapaces de ganarse la vida con su trabajo en el sector privado.

«Es algo que se ha estudiado y que tiene mucho sentido», ha respondido el ministro al ser preguntado sobre este asunto tras su encuentro con Puig. A su juicio, «la idea tiene mucho recorrido y hay que seguir explorándola».

El titular de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha asegurado también que «no tiene sentido» la competencia fiscal entre autonomías cuando se está «avanzando claramente a nivel mundial, y europeo todavía más, hacia lo contrario». Es decir, que el caso de Cataluña, donde el Gobierno de Pedro Sánchez, al que pertenece el sumiso Escrivá, de esfuerzo en esfuerzo para mantenerse de ministro, defiende la mayor autonomía y traspaso de competencias posibles porque es mejor para España no vale para Madrid y es el Gobierno central y no el autonómico, elegido libremente por los madrileños, el que tiene que decidir sobre su política fiscal. Y luego los socialistas siguen preguntándose y analizando el porqué de la catastrófica e histórica derrota en las últimas elecciones autonómicas madrileñas.

El «reto que supone sostener el Estado del bienestar», o el buen Estado de unos pocos a costa de vaciar el bolsillo de los contribuyentes-, precisa una «base tributaria sólida, no sometida a procesos de deslocalización», ha argumentado. Debería Escrivá leerse las actas de la última reunión de la Comisión Bilateral España-Cataluña para ver la cantidad de impuestos, competencias y servicios que se van a deslocalizar del Estado, muchos de ellos garante de la unidad territorial y de la igualdad de todos los españoles, para caer en manos de los que precisamente no creen en el Estado Español.

«Estamos avanzando en esta materia a nivel mundial y europeo, y no tiene mucho sentido que a nivel autonómico, dentro de España, recorramos el camino contrario. Claramente -ha añadido-, hemos de abordar este tema de forma decidida». Es decir, otro que se suma a la consigna del Gobierno tal y como le pidieron los independentistas catalanes que fríen con impuestos a sus ciudadanos en su infierno fiscal para financiar su sueño separatista.

Montero, erre que erre contra Madrid

Precisamente, la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, ha rechazado en una entrevista con Efe que haya «islas fiscales» en España, en referencia a Madrid, «que, por el efecto capitalidad, hace que se atraiga una mayor inversión, un mayor volumen de renta, una mayor capacidad recaudatoria, a la que no tienen acceso otras comunidades autónomas».

Montero ha indicado que el debate sobre la financiación autonómica tendrá su primer hito en el mes de noviembre, cuando Hacienda tiene intención de presentar, después de las reuniones bilaterales que está manteniendo, la definición del criterio de «población ajustada» que se aplicará para repartir los recursos y que tendrá en cuenta elementos como la población, su estructura de edad, la insularidad, la dispersión geográfica, etc.

Una vez establecido el criterio, entiende que el debate general sobre la financiación autonómica sería el momento «adecuado» para abordar el debate concreto sobre la «armonización fiscal», que se viene planteando desde distintas comunidades.

La ministra Montero ha advertido, además: «Si somos honestos y nos ponemos de acuerdo en eso, lo que no vale luego es que alguien aplique simplemente el criterio de población y diga, ‘estoy infrafinanciado’, o ‘me han robado'».

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, declaró que «se rebelará ante los intentos de subir los impuestos a los madrileños», tras conocerse la propuesta de Ximo Puig.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD