De la defensa del PP, a un duro ataque, así cambia Escrivá de presidente de la AIReF a ministro de Sánchez

De la defensa del PP, a un duro ataque, así cambia Escrivá de presidente de la AIReF a ministro de Sánchez

18 noviembre, 2021
|
Actualizado: 18 noviembre, 2021 17:58
|

El ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha criticado este jueves con dureza el factor de sostenibilidad de la reforma de pensiones del PP, que ha calificado como «el peor de los daños», y que podría haber conllevado un recorte de futuras pensiones de hasta 485 euros al mes. El ministro de Sánchez parece tener muy mala memoria, porque cuando era presidente de la AIReF (2014-2020), por cierto, nombrado por Mariano Rajoy, defendía ese factor con la misma dureza que ahora lo ataca. Todo para justificar la subida de las cotizaciones a la Seguridad Social de trabajadores por cuenta ajena, autónomos y empresarios, ya sean pequeños, medianos o grandes.

Durante su comparecencia en la comisión del Pacto de Toledo para explicar el mecanismo de equidad intergeneracional que sustituirá este factor ya derogado, Escrivá ha tachado ese anterior diseño de «totalmente inadecuado» para afrontar la situación que tendrá el sistema con la jubilación de la generación del «baby boom».

Junto a esto ha criticado que cargaba «de forma exclusiva y desproporcionada sobre los mas jóvenes» y ha puesto algunos ejemplos para ilustrarlo.

Así, ha explicado que para una pensión de 1.000 euros de un trabajador de 58 años que se jubile en 2030 ese factor, que nunca llegó a aplicarse, habría supuesto un recorte de 67 euros, unas cuantías que se elevan conforme la pensión es mayor y más joven es el empleado hasta llegar a 485 euros al mes para una pensión de 2.500 euros de un trabajador de 18 años que se jubilara en 2070.

Junto a estos números, Escrivá ha apuntado que este factor «políticamente insostenible» dañó la credibilidad del sistema y de España ante Europa.

«Es el peor de los daños que se puede hacer al sistema», ha zanjado Escrivá que ha defendido, frente a esto, el mecanismo alternativo acordado con los sindicatos y que conllevará un alza de 0,6 puntos de las cotizaciones sociales durante diez años para crear un «colchón», en el fondo de reserva de la Seguridad Social, que permita hacer frente al gasto que supondrá la jubilación de esas generaciones más numerosas.

Escrivá ha dicho que ese mecanismo supondrá 12 euros de aportación para un salario medio y ha rechazado que ese incremento de las cotizaciones pueda dañar la competitividad de las empresas al elevar sus costes laborales.

Las cotizaciones sociales en España, ha defendido, suponen el 13,7 % del PIB y con este alza pasarán a ser el 13,9 % del PIB, por debajo de la media de la zona euro.

Sobre el «colchón» que se podrá crear, Escrivá ha apuntado que, entre esas dotaciones finalistas vía alza de las cotizaciones sociales y la rentabilidad generada, la «hucha de las pensiones» podría sumar entre 40.000 y 44.000 millones en 2032, lo que supone un 2,3 % del PIB.

El Gobierno pactó este pasado lunes 15, último día del plazo previsto para el acuerdo, solo con los sindicatos este mecanismo que ahora debe introducirse vía enmienda en la ley que se tramita en el Congreso.

La patronal, que sí suscribió en julio el pacto del que emana esa norma en tramitación, se descolgó del mecanismo al rechazar un alza de las cotizaciones sociales y el impacto que pueda tener en el empleo y considera que su diseño era «insuficiente» para el problema. EFE

.
En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: