PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
El CEO de Bankia, José Sevilla.

Hay ‘un caldo de cultivo’ en Europa propicio para las fusiones bancarias

Bankia augura más fusiones bancarias porque cree que este momento es un “incentivo” para ello y se está creando “un caldo de cultivo” en Europa propicio para que se den este tipo de operaciones, según ha explicado este martes el consejero delegado de la entidad, José Sevilla.

En la rueda de prensa de presentación de resultados, ha insistido en que la entidad es “favorable” a los procesos de consolidación y prueba de ello, ha recordado, ha sido la integración reciente de BMN, el grupo formado por Caja Murcia, Caja Granada y Sa Nostra.

Sin embargo, no ha querido aventurar qué papel jugará Bankia en ese nuevo proceso de consolidación y ha insistido en que en este momento no hay ninguna operación encima de la mesa (ni debajo) cuando se le ha preguntado expresamente si ve una fusión con el BBVA.

DIVIDENDO

Tras conocerse que el BCE amplía el veto al pago de dividendo hasta enero de 2021, Bankia ha explicado que cualquier decisión sobre la remuneración a los accionistas la tomará una vez cerrado el ejercicio 2020 y cuando tengan más claras las perspectivas de 2021.

En cualquier caso, ha subrayado, Bankia no renuncia al pago de un dividendo extraordinario con el capital que exceda del 12 % de su capital de máxima calidad, CET1 “fully loaded”, como recogía en su plan estratégico.

Y es más, aunque haya dudas sobre las recomendaciones futuras del BCE sobre el pago de dividendo, Sevilla defiende que cada entidad podrá decidir en función de sus colchones de capital, por lo que confía en que se pueda remunerar a los accionistas en 2021.

El banquero descarta que Bankia entre en pérdidas este año por varias razones: el negocio típicamente bancario está “resistiendo”, los saneamientos en la segunda mitad de 2020 sean simulares a los de los seis primeros meses y ya han empezado a notar cierto dinamismo en hipotecas, consumo y fondos de inversión.

Eso sí, admite que la rentabilidad del banco debe mejorar, como la de todo el sector, aunque asegura que puede ser rentable sin participar en ninguna nueva fusión.

Sevilla da por hecho que la morosidad aumentará el año que viene tras el fin de las moratorias hipotecarias y de consumo, pero dependerá del ritmo de recuperación de la economía y de si los clientes han recuperado su empleo.

La digitalización del negocio hace que la sucursal pierda importancia y Bankia ha cerrado 140 oficinas este año, un 7 % de la red, y lo “razonable” es que ese proceso continúe paulatinamente.

MEDIDAS DEL GOBIERNO

Sobre las medidas del Gobierno para apoyar a las empresas, Sevilla considera que prolongar las líneas de avales del ICO hasta diciembre sería bueno, pero tampoco es crucial, porque el plazo actual termina a finales de septiembre y ve “tiempo razonable” para gestionar las necesidades de liquidez.

Además, a partir de septiembre, confía en que haya demanda de inversión por parte de los clientes, que contarán con la nueva línea de avales del ICO de hasta 40.000 millones cuyas condiciones se aprueban este martes por el Consejo de Ministros.

El consejero delegado de Bankia ha advertido de que las empresas van a salir con mayores niveles de deuda de esta crisis y por eso aboga por medidas de recapitalización, fórmulas para que entre capital en empresas viables con impulso desde el sector público.

Pero no como el fondo dotado con 10.000 millones y que estaría pensando más para grandes empresas o cotizadas, sino más bien en medidas para reforzar el capital de las pymes.