Programas del domingo
ING, que en España no paga el impuesto especial a la banca, dobla el beneficio

ING, que en España no paga el impuesto especial a la banca, dobla el beneficio

01 febrero, 2024
|
Actualizado: 01 febrero, 2024 12:00
|
En esta noticia se habla de:
PUBLICIDAD

La entidad bancaria neerlandesa ING registró un beneficio neto de casi 7.300 millones de euros en 2023, el doble de lo logrado el año anterior, favoreciéndose del aumento de los tipos de interés el año pasado, según los resultados anuales publicados este jueves por el banco. ING en España, que con cuenta con una gran implantación no en oficinas, que apenas tiene, pero sí en número de clientes por internet, a diferencia de sus mayores competidores, como el Banco Santander, BBVA, Caixabank, Bankinter, Banco Sabadell, Unicaja Banco o Abanca, no paga el impuesto especial a la banca que grava los ingresos de las entidades nacionales. 

ING obtuvo unos ingresos totales de 22.575 millones de euros el año pasado, un 21,6 % más que en 2022, mientras que los gastos operativos ascendieron a 11.564 millones de euros en 2023, lo que supone un 3,3 % frente al año anterior. El beneficio neto de 2023 quedó en casi 7.300 millones de euros, frente a los 3.674 obtenidos en 2022.

En lo que respecta al último trimestre, la entidad neerlandesa registró 5.408 millones de euros de ingresos totales, un 11% más que en el mismo periodo de 2022, aunque algo menos que en el tercer trimestre de 2023, cuando logró unos ingresos totales de 5.842. El beneficio neto trimestral quedó en 1.558, un 43,1 % más que en el mismo trimestre de 2022.

La subida de tipos de interés, que perjudican a empresas y particulares,inflan los resultados de bancos como ING

El banco se benefició de forma significativa del aumento de los tipos de interés el año pasado, puesto que el Banco Central Europeo (BCE) los elevó varias veces, hasta alcanzar el 4 %, el nivel más alto de la historia, con el objetivo de frenar la alta inflación. Esta tasa también afecta el interés bancario para préstamos y productos de ahorros.

“En muchos aspectos, 2023 fue un año desafiante. Las crisis geopolíticas y económicas afectaron a muchos de nuestros clientes y sociedades en las que operamos. Al mismo tiempo, la mayoría de las economías demostraron resistencia con un bajo desempleo, una inflación en caída y tasas más positivas a un ritmo sin precedentes”, señaló Steven van Rijswijk, director ejecutivo de ING.

Celebró los “sólidos resultados” del año pasado y subrayó que estos fueron impulsados “por mayores ingresos netos por intereses y bajos costes de riesgo continuos, lo que refleja la sólida calidad de activos” de la entidad bancaria.

“En Banca Minorista, agregamos 750.000 clientes principales para alcanzar un total de 15,3 millones. Especialmente Alemania, España y los Países Bajos contribuyeron a este crecimiento”, añadió.

“La transición hacia una economía baja en carbono”

La presentación de resultados de ING también menciona “la transición hacia una economía baja en carbono” y asegura que su objetivo es “triplicar la financiación de las energías renovables hasta los 7.500 millones de euros anuales de aquí a 2025, frente a los 2.500 millones de euros” de 2022.

“Sobre la base de los resultados de la (cumbre climática) COP28 y los conocimientos y escenarios científicos más recientes, anunciamos en diciembre que aceleramos la eliminación gradual de la financiación de la exploración y producción de petróleo y gas, llevando gradualmente nuestra cartera a cero para 2040”, aseguró.

El pasado 19 de enero, la ONG Amigos de la Tierra Países Bajos (Milieudefensie) anunció que inicia un demanda judicial climática contra el grupo ING para exigirle que reduzca sus emisiones a la mitad y deje de colaborar con empresas que “ponen en riesgo nuestro futuro”, un caso similar al que ya ganó esta ONG en 2021 contra la petrolera Shell.

Noticias Relacionadas: