Programas del domingo
Ismael Clemente, CEO de Merlin Properties, asocia ‘de forma directa’ el teletrabajo con la pérdida de productividad
El vicepresidente y consejero delegado de Merlin Properties, Ismael Clemente, asegura que España es uno de los que menos han adoptado el teletrabajo, junto a los países del Este de Europa "vacunados del comunismo", mientras que los que más lo han adoptado han sido "los países muy ricos".

Ismael Clemente, CEO de Merlin Properties, asocia ‘de forma directa’ el teletrabajo con la pérdida de productividad

16 noviembre, 2022
|
Actualizado: 16 noviembre, 2022 23:37
|
PUBLICIDAD

El vicepresidente y consejero delegado de Merlin Properties, Ismael Clemente, asocia «de forma directa» el teletrabajo con la pérdida de productividad y considera que la incidencia de esta modalidad es «bastante baja en España».

«El teletrabajo se circunscribe a empresas muy grandes, que tienen una productividad por empleado alta y se pueden permitir una pérdida de productividad», ha afirmado este miércoles Clemente, durante su intervención en Sevilla en el sexto Congreso Internacional de Directivos, organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD).

Ha añadido respecto al teletrabajo que «la legislación que adoptó el Estado no ha sido brillante», porque «lo ha desincentivado», y España es uno de los que menos lo han adoptado junto a los países del Este de Europa «vacunados del comunismo», mientras que los que más lo han adoptado han sido «los países muy ricos».

Para Clemente, el liderazgo en el teletrabajo «es más difícil», porque «liderar no es solo dar instrucciones para conseguir unos fines, sino liderar en las cosas diarias, y en el entorno del teletrabajo es complicado, porque los ratos de convivencia y de observación directa de lo que hace tu jefe se han perdido».

Ante la posible crisis que puede llegar, afirma que el directivo debe «mantener la cabeza fría cuando todo el mundo la pierde, y lo mejor es irse preparando para unos tiempos difíciles que van a traer unas decisiones difíciles y mantener la ecuanimidad».

«Lo mejor es ser tú mismo, porque no puedes llegar a falsificar tu imagen», asegura Clemente, que añade que la relación del directivo con sus consejos debe ser «como en los matrimonios, aprender a pedir perdón y a perdonar». 

Noticias Relacionadas: