José Ángel Amor, el tercer exdirectivo del Banco Popular que entra en la AN como testigo y sale como imputado

José Ángel Amor, el tercer exdirectivo del Banco Popular que entra en la AN como testigo y sale como imputado

Amor es el actual responsable de Producto y Canales Digitales del Santander, entidad que se hizo con el Popular al precio simbólico de un euro tras su resolución por la Junta Única de Resolución (JUR)
10 diciembre, 2020
|
Actualizado: 10 diciembre, 2020 17:23
|
PUBLICIDAD

El juez José Luis Calama ha imputado al que fuera director de Empresas y Canales Digitales del Banco Popular, José Ángel Amor, al entender que podría haber participado en la colocación a clientes de la ampliación de capital de 2016, una de las piezas separadas que investiga la Audiencia Nacional. Amor es el tercer exdirectivo del banco que pasa por este trance en el último mes.

Amor, actual responsable de Producto y Canales Digitales del Santander, entidad que se hizo con el Popular al precio simbólico de un euro tras su resolución por la Junta Única de Resolución (JUR), ha acudido a la Audiencia Nacional como testigo, pero al poco de comenzar su testimonio el magistrado ha detenido la declaración para informarle de que le volverá a citar como investigado, según han explicado a Efe fuentes jurídicas.

A preguntas del juez, Amor ha explicado que él intervino en el desarrollo de la circular de comercialización de la ampliación de capital, que era la que se puso a disposición de la red de banca minorista, que a su vez era la que trataba con los clientes.

Aunque ha asegurado que dicha circular fue revisada por la asesoría jurídica y por el departamento de cumplimiento normativo o «compliance», el juez ha considerado oportuno volver a citarle como investigado, con lo que ya son ocho los antiguos directivos que han pasado de testigos a investigados en el curso de la instrucción.

El juez se ha centrado en la presunta concesión de préstamos a los clientes para que acudieran a la ampliación de capital de 2016, una práctica sobre la que tanto el equipo del expresidente del banco Ángel Ron como algunos directores territoriales han negado que existiesen instrucciones u órdenes.

Es uno de los aspectos que investiga la primera pieza separada del caso, que podría suponer que en la práctica la operación se financió con dinero del propio banco.

Tal como consta en el sumario, tras el relevo en la presidencia, el nuevo equipo gestor liderado por Emilio Saracho impulsó la revisión de los estados del banco, incluidos los pormenores de la última ampliación de capital, lo que derivó en la reexpresión de las cuentas de 2016 esa primavera.

Dicha reexpresión hizo ascender a 3.611 millones de euros las pérdidas del año anterior, como informó el Popular al mercado el 3 de abril de 2017 en un hecho relevante en el que explicaba que esto causaría un impacto de unos 550 millones a recoger en los resultados del primer semestre.

También ha testificado hoy el ex interventor general adjunto y exdirector de contabilidad del Banco Popular, José Manuel Sáenz, actualmente director adjunto de Intervención General en el Santander, que ha explicado que no tenía la posibilidad de detectar si hubo financiación a clientes en la ampliación de capital.

Según las mismas fuentes, Sáenz ha defendido el sistema de tasaciones, y ha negado que hubiera sobrevaloración de los activos inmobiliarios.

La causa que instruye la Audiencia Nacional comenzó en octubre de 2017 con la admisión a trámite de varias querellas contra los dos últimos equipos gestores del Popular, liderados por Ángel Ron y Emilio Saracho, por presuntos delitos societarios.

El magistrado abrió entonces dos piezas separadas, la primera que investiga al equipo de Ron por la ampliación de capital por importe de 2.500 millones de euros que acometió la entidad en 2016, y una segunda sobre los 108 días de mandato de Saracho, que se centra en un posible delito de manipulación del mercado con noticias falsas para hacer caer el valor de la cotización.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD