La Caixa se lo deja claro a IFM: el dividendo de Naturgy no se toca

La Caixa se lo deja claro a IFM: el dividendo de Naturgy no se toca

El presidente de la Fundación Bancaria La Caixa, Isidro Fainé, ha resaltado en un comunicado que el dividendo de Naturgy "es un pilar fundamental de los ingresos que recibe la fundación y que destina íntegramente a su obra social, con la inversión de más de 500 millones de euros cada año" a programas sociales, culturales o de investigación, entre otras materias
05 octubre, 2021
|
Actualizado: 05 octubre, 2021 0:42
|

La Fundación Bancaria La Caixa, que es el primer accionista de Naturgy a través de Criteria, ha reafirmado este lunes tanto la política de dividendo de la multinacional como su compromiso «a largo plazo» con Naturgy frente a los planes del fondo australiano IFM, que ha lanzado una opa parcial y ha abierto la puerta a eliminar el dividendo de la energética.

El presidente de esta fundación, Isidro Fainé, ha resaltado en un comunicado que el dividendo de Naturgy «es un pilar fundamental de los ingresos que recibe la fundación y que destina íntegramente a su obra social, con la inversión de más de 500 millones de euros cada año» a programas sociales, culturales o de investigación, entre otras materias.

Además de insistir en que pretende seguir reforzándose como primer accionista, la Fundación se ha pronunciado así «ante las recientes noticias aparecidas en los medios de comunicación en relación con la política de retribución al accionista de Naturgy», en referencia a los planes de IFM sobre la remuneración al accionista.

La semana pasada IFM, que ha lanzado una opa para hacerse con el 22,7 % del capital de Naturgy, avisó que estaba dispuesto a revisar la política de dividendos de Naturgy e incluso a eliminarlos, si es necesario.

Según ha subrayado Fainé, «La Caixa está plenamente comprometida con Naturgy, y ha añadido: «Reafirmamos nuestra voluntad de reforzarnos en su capital y de continuar como el accionista español de referencia», asegura en el comunicado.

De esta forma, La Caixa, que controla el 26,3 % del capital de Naturgy, deja claro que seguirá aumentando su peso como primer accionista y evidencia su oposición a la opa parcial de IFM.

Un dividendo social para los que más lo necesitan

De hecho, la Fundación Bancaria La Caixa subraya en la nota que los dividendos que recibe anualmente de Naturgy permiten cubrir «más de la mitad del gasto anual de la acción social de la Fundación Bancaria La Caixa, orientada plenamente al desarrollo de una sociedad que dé más oportunidades a los que más lo necesitan».

El comunicado también remarca el «decidido compromiso» de La Caixa con el contenido del plan estratégico de Naturgy hasta 2025, «y especialmente en lo relativo a la política de retribución al accionista».

La disposición de IFM a revisar la política de dividendo de Naturgy, e incluso a eliminar el dividendo, ha tensado el último tramo de la opa parcial lanzada por este fondo australiano sobre el 22,7 % del capital de Naturgy.

De hecho, Naturgy ya replicó la semana pasada a IFM que «cualquier cambio en los principios» de su plan estratégico para los próximos 5 años -que incluye seguir repartiendo dividendos- requiere «de una mayoría reforzada del consejo de administración» y remarcó que el consejo de administración no ha considerado «en ningún momento» revisar los principios de este plan.

IFM, por su parte, dijo la semana pasada en varias ocasiones que estaba dispuesta a revisar la política de dividendos de Naturgy e incluso eliminarlos, si es necesario, si finalmente prospera la opa que ha lanzado para hacerse con el 22,7 % de la energética.

El vicepresidente de IFM, Jaime Siles, subrayó que el fondo, «como accionista de Naturgy en el caso de que concluya favorablemente la opa parcial» sobre la energética, «está dispuesto a revisar la política de dividendos de la compañía en caso de ser necesario, tal y como se recoge en el Folleto de la opa autorizado por la CNMV».

La opa parcial de IFM se encuentra en un momento decisivo, puesto que el 8 de octubre concluye el período de aceptación, y IFM tiene el reto de conseguir sumar al menos un 17 % del capital, el mínimo que se ha marcado para tener dos consejeros.

Sin embargo, para ello, IFM debe lograr convencer tanto a un importante número de inversores institucionales, que suman un 20,9 % del capital, como de minoritarios, que tienen un 7,4 %, de que acepten su oferta de 22,07 euros por acción y acudan a la opa.

Noticias Relacionadas: