PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa. EFE/Víctor Lerena

La CEO de Bankinter se sorprende de los ‘remedios’ contra la pandemia del ‘imperio romano contra la peste Antonina’

La restricción de la movilidad y el confinamiento han supuesto una contracción "brutal" de la economía, pero además hacen que la recuperación económica sea "más débil y prolongada", ha explicado María Dolores Dancausa

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, avisa que la recuperación económica va a ser “asimétrica” y dependerá de la gestión que haga cada país de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Echa de menos un liderazgo para hacer frente a la pandemia y se sorprende porque se aplican “remedios” que ya se adoptaban “en el imperio romano contra la peste Antonina”.

La restricción de la movilidad y el confinamiento han supuesto una contracción “brutal” de la economía, pero además hacen que la recuperación económica sea “más débil y prolongada”, ha explicado la máxima ejecutiva de Bankinter durante su participación en el Think Digital Summit España, un encuentro organizado por IBM.

Dancausa ha destacado la “incertidumbre” existente con la pandemia y la “sorpresa” que le produce que se estén aplicando con ella “remedios” que ya se adoptaban “en el imperio romano contra la peste Antonina”.

A su juicio, existen tres palancas para salir de la situación actual: liderazgo; la moral de la gente, en el sentido de que hace falta compromiso y ganas de salir adelante; así como la tecnología, ya que “de ésta no se sale con las manos vacías”.

Ha lamentado la crisis de liderazgo que existe en el mundo: “cuando miras alrededor, ¿quién sería el líder a nivel mundial que nos pudiera ayudar a salir de este atolladero?. La respuesta es que posiblemente en este momento no tenemos ninguno que esté al frente de ningún país”.

“Creo que esta anomalía hay que corregirla para poder afrontar situaciones tan difíciles como las que estamos viviendo ahora”, ha afirmado.

También ha apuntado la paradoja que existe en la actualidad, cuando se tiene más acceso que nunca a información “exacta”, “rigurosa” y “actualizada” y, sin embargo, “nunca habíamos estado tan influidos por bulos, propaganda y mentiras”.

Además, se ha referido a la formación, sobre la que “nunca habíamos tenido tantas posibilidades” para ello y, sin embargo, “lamentablemente encontramos gente con poca formación”.