La inflación subyacente roza el 7% y supera el IPC general por primera vez en 22 meses

La inflación subyacente roza el 7% y supera el IPC general por primera vez en 22 meses

30 diciembre, 2022
|
Actualizado: 30 diciembre, 2022 11:57
|

La inflación subyacente, que no incluye ni alimentos frescos ni energía, ha subido seis décimas en diciembre y se sitúa en el 6,9 %, por lo que supera al índice general por primera vez en 22 meses, desde febrero de 2021.

En aquel momento, el IPC general se encontraba en el 0 % y la subyacente en el 0,3 %, por lo que ambas tasas se encontraban en un momento de estabilidad de precios, pero la subyacente ya lleva 19 meses al alza -desde abril de 2021, cuando la tasa era del 0 %-, con un único mes en el que se moderó levemente (dos décimas), en septiembre de este año.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) recuerda que la inflación subyacente (6,9 %) supera en 1,1 puntos al índice general (5,8 %), algo que no ocurría en esa magnitud desde octubre de 2020.

Según los datos publicados este viernes, la inflación general se modera un punto en diciembre, hasta ese 5,8 %, debido a la menor presión de la electricidad y los carburantes.

Y todo ello a pesar de la presión al alza de los precios de vestido y calzado, tabaco y alimentos elaborados, todos ellos componentes que sí impactan en la subyacente.

Desde el pasado mes de julio, la inflación subyacente -que recoge los elementos más estables de la cesta de la compra-, está en niveles históricos y no ha bajado del 6 %, por lo que hay que remontarse a 1993 para ver una tasa similar.

Muchos expertos han indicado en las últimas semanas que este dato podría seguir al alza, ya que la subida lleva «varios meses de retraso» y las empresas están trasladando a precios el mayor coste en energía y materias primas.

El incremento de los precios comenzó con las materias primas y energéticas, pero se ha ido generalizando a toda la cesta de consumo por varios factores, como el incremento de los precios por parte de las empresas, los desajustes entre la oferta y la demanda o los cambios de hábitos en el consumo.

El Banco de España, en su informe «Evolución reciente de la inflación subyacente en el área del euro y en España», apunta a otro factor como clave en esa subida imparable del IPC subyacente: la reapertura completa de la economía tras la pandemia, que «ha impulsado de manera intensa la movilidad y la demanda de los servicios de mayor contacto social».

El estudio destaca que esta situación se produce, además, en un «contexto de notable acumulación de ahorro de las familias y una mejora del mercado de trabajo», lo que fomenta el consumo de los hogares. 

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: