La Junta Fiscal Europea urge a países como España a poner coto a la deuda pública

La Junta Fiscal Europea urge a países como España a poner coto a la deuda pública

22 junio, 2022
|
Actualizado: 22 junio, 2022 16:31
|

La Junta Fiscal Europea recomendó este miércoles que los países de la eurozona altamente endeudados, entre los que se encuentra España, realicen ajustes fiscales en 2023 aunque tengan que adoptar medidas para paliar el aumento del precio de la luz.

«Las medidas específicas de apoyo en respuesta a las subidas de los precios de la energía no deberían disuadir a estos países de poner la deuda pública en una trayectoria a la baja. Posiciones fiscales más prudentes ayudarían a alinear la política fiscal y monetaria, y ayudarían a reconstruir colchones fiscales para futuras crisis», dijo la institución en un informe publicado hoy.

La Junta Fiscal Europea (JFE), un órgano independiente que asesora a la Comisión Europea en materia de política fiscal, señala que, si bien la pandemia llevó la deuda de la eurozona de media a casi el 100 % del PIB, los tipos de interés históricamente bajos y el crecimiento del PIB durante la recuperación han ayudado a que los países reduzcan su ratio de deuda «sin recurrir a una onerosa consolidación».

Pero conforme aumentan los costes de financiación y el crecimiento se ralentiza, «el efecto bola de nieve de la reducción de deuda se suavizará, ejerciendo más presión» para usar la política fiscal para reducir la deuda, sobre todo en el caso de los países con ratios más altos (Grecia, Italia, España, Portugal y Francia, aunque el informe no los menciona).

En estos Estados «los borradores de presupuesto para 2023, de media, tendrían que incorporar algunos ajustes adicionales», apunta la JFE en su informe, tras señalar que los análisis de sostenibilidad de la Comisión subrayan los «riesgos «y «necesidad de ajustes fiscales significativos en los países con deudas más altas».

La recomendación va en la línea con la emitida en mayo por el Ejecutivo comunitario, que pidió a estos países una política fiscal «prudente» para que su gasto corriente no supere el crecimiento potencial; mientras que a los que tienen deuda baja les emplazó a adoptar una política fiscal neutra.

En ambos casos deben apoyar a los hogares vulnerables frente a la subida de la luz y favorecer la inversión pública, según el Ejecutivo comunitario.

Para el conjunto de la eurozona, la Junta Fiscal recomienda que, tras dos años de estímulos para responder a la pandemia, en 2023 la política fiscal sea «moderadamente restrictiva» y que las medidas se centren en proteger a los hogares vulnerables con «medidas redistributivas temporales y específicas».

«La cláusula para una recesión grave ha proporcionado flexibilidad en circunstancias extraordinarias, pero se está acercando rápido el momento de cambiar el foco hacia el reto más regular: contener la tendencia a largo plazo del gasto público aumentando más rápido que los ingresos y preparase para futuras crisis», apuntó Niels Thyegessen, presidente de la Junta.

Aunque la política fiscal debe ser «ágil» para adaptarse a las circunstancias, el foco debería girar hacia la reducción de la deuda pública, avisan en el informe, advirtiendo de que una expansión fiscal podría incluso «agravar las presiones inflacionistas», ya que la guerra en Ucrania ha provocado una crisis ligada al comercio pero no de demanda. 

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: