Programas del domingo
Los accionistas de los grandes bancos cargan con 1.120 millones del impuesto especial al sector en el primer trimestre

Los accionistas de los grandes bancos cargan con 1.120 millones del impuesto especial al sector en el primer trimestre

05 mayo, 2023
|
Actualizado: 05 mayo, 2023 14:30
|
PUBLICIDAD

Los grandes bancos españoles, o mejor dicho, sus accionistas, grandes y pequeños, porque es un dinero que se retrae de los beneficios y por tanto, penalizan la retribución de su inversión, han cargado con 1.120 millones de euros del impuesto especial sobre el sector, que redujeron el beneficio neto de los grandes bancos a 5.696 millones de euros entre enero y marzo, con un crecimiento inferior al 14% respecto a los mismos meses de 2022.

Según las cuentas presentadas por estas entidades -Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell, Bankinter y Unicaja-, la tasa, que no se descuenta del beneficio sino de los ingresos, no fue un obstáculo para que éstos registraran incrementos de dos dígitos en casi todos los casos, favorecidos por el alza de los tipos.

La nueva tasa supone un 4,8 % de los ingresos que obtenga cada banco (y cada empresa energética) por su actividad bancaria en España, entre intereses y comisiones.

Bankinter, el primero de los seis grandes bancos españoles cotizados que presentó resultados

Bankinter fue el primer de los seis grandes bancos españoles en desvelar sus cifras, el pasado 20 de abril, que arrojaron un beneficio neto de 185 millones de euros, el mejor resultado trimestral de su historia y un 20 % superior al de un año atrás, pese a los 77 millones que tuvo que destinar al impuesto.

A continuación, el Santander comunicó el pasado 25 de abril un beneficio trimestral de 2.571 millones de euros, un 1 % más, tras pagar 224 millones por el impuesto extraordinario, sin lo que habría ganado 2.795 millones, un 10 % más.

El siguiente fue el BBVA, el 27 de abril, que obtuvo un beneficio neto atribuido récord de 1.846 millones de euros, un 39,4 % más que un año antes, gracias a los mayores ingresos logrados y a pesar de los 225 millones que destinó al pago de la citada tasa.

El mismo día, el Banco Sabadell anunció una ganancia neta trimestral de 205 millones de euros, un 4 % menos que en el mismo período de 2022, tras destinar 157 millones al pago del impuesto.

Entre los grandes bancos españoles, solo Unicaja vio caer su benefico

Unicaja Banco, por su parte, ganó 34 millones, un 43,2 % menos que entre enero y marzo del año pasado, tras pagar íntegramente el gravamen, que en su caso ascendió a 63,8 millones, sin lo que el beneficio habría crecido más del 60 %, según la entidad.

CaixaBank ha cerrado hoy la ronda de presentación de resultados, que en su caso han mejorado en un 21,1 %, hasta 855 millones, una vez descontados los 373 millones del impuesto, el más elevado de este grupo de bancos, sobre todo en comparación con Santander y BBVA, que obtienen gran parte de sus ingresos fuera de España.

Los depósitos, lejos de remunerarse

Lo que parecen tener claro las entidades es que aún no ha llegado el momento de pagar intereses a sus clientes por los depósitos que custodian, «igual que nunca les cobraron cuando el precio del dinero era negativo», recuerdan fuentes del sector.

La decisión la tomará cada banco, en función de sus necesidades de liquidez o de lo que haga el resto de competidores, que de momento mantendrán la estrategia de remunerar en función de la vinculación del cliente, al que también ofrecen colocar su dinero en productos más rentables (y con más riesgos) como los fondos de inversión, añaden.

Sin embargo, todas las entidades se benefician ya del aumento del precio del dinero en la eurozona -actualmente en el 3,75 %- y no solo a través de las revisiones de las hipotecas variables, sino también del resto de los créditos y gracias a las comisiones que cobran, lo que se ha traducido en sustanciosos incrementos de los ingresos.

La subida de los tipos de interés también hace que los clientes encuentren más dificultades para acceder a un crédito cada vez más caro, lo que contribuirá a aumentar la liquidez en el sistema, según los bancos, que ya están notando cómo se enfría la demanda, tanto de particulares como de empresas.

Poca acogida del Código de Buenas Prácticas entre los clientes de los grandes bancos españoles

Los bancos no están recibiendo de momento muchas peticiones de los clientes con problemas para pagar sus créditos para acogerse al código de buenas prácticas recientemente mejorado y revisar o reestructurar su deuda.

Por ejemplo, el Santander ha recibido, hasta el momento, unas 1.400 peticiones, mientras que el Sabadell maneja unas 1.000; BBVA da cuenta de una cifra e importe «muy reducidos» y Bankinter dice haber recibido «muy pocas», dado el «elevado nivel socioeconómico de su clientela». 

Noticias Relacionadas: