Los funcionarios que suspendan los exámenes podrían perder su empleo

Los funcionarios que suspendan los exámenes podrían perder su empleo

09 enero, 2024
|
Actualizado: 09 enero, 2024 17:15
|
PUBLICIDAD

La reforma en la Administración pública implica que los funcionarios podrían perder su empleo, aunque no su condición de empleados públicos, si obtienen una calificación negativa en las nuevas evaluaciones anuales de desempeño que llevará a cabo la Administración.

En el pasado mes de diciembre, el Gobierno aprobó un Real Decreto-ley con nuevas medidas legislativas sobre el personal de la Administración, aunque su validez está en espera de la aprobación en el Congreso de los Diputados, siendo una reforma necesaria para cumplir con los acuerdos establecidos con la Unión Europea (UE) y acceder al cuarto desembolso de los fondos Next Generation.

Uno de los principales cambios que introduce esta nueva ley es los cambios en la evaluación del desempeño de los funcionarios públicos. En especial, se elaborará una prueba anual que analizará la conducta profesional, el rendimiento y la consecución de objetivos, buscando mejorar la productividad. Estas evaluaciones serán obligatorias para todo el personal en servicio activo.

Los funcionarios podrán optar a progresar en su carrera en caso de obtener buenos resultados

Los resultados de estas evaluaciones impactarán en la permanencia laboral de los funcionarios. Aún así, la Administración deberá justificar cualquier calificación negativa otorgada a los trabajadores y, a su vez, se garantizará el derecho del afectado a solicitar la revisión de su evaluación.

Por otro lado, si los resultados de esta valoración son positivos, el funcionario podrá percibir retribuciones complementarias de carácter variable (que serán de conocimiento para el resto de personal de su ámbito como para los sindicatos) o progresar en su carrera profesional. Asimismo, la valoración también podrá influir en la necesidad de que el funcionario realice una formación necesaria.

Por último, según la nueva normativa, las evaluaciones realizadas bajo este modelo no influirán en las dos primeras evaluaciones anuales después de su introducción. En especial, durante este período, los funcionarios no experimentarán repercusiones, ya sean favorables o desfavorables, a pesar de aprobar o no las pruebas.

Noticias Relacionadas: