PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Parece imporbable que el tándem Pedro Sánchez-Pablo Iglesias puedan reeditar los pactos de la Moncloa con otros partidos políticos. EFE/Paco Campos

Los hogares en pobreza severa recibirán de media 294,11 euros mensuales por ingreso mínimo vital

Finlandia, uno de los primeros países en implantarla, ha dado marcha atrás en esa medida de una renta universal porque desincentiva la búsqueda de trabajo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este sábado que el ingreso mínimo vital será aprobado por el Consejo de Ministros la próxima semana, comenzará a cobrarse en junio y beneficiará a cerca de 850.000 hogares. Ha cifrado en 3.000 millones de euros anuales el coste de esta nueva prestación que correrá a cargo de la Seguridad Social, por lo que supone, sin son 850.000 los hogares en esa situación, 3.529,41 euros anuales de media por hogar, 294,11 euros mensuales, 9,8 euros al día.

PUBLICIDAD

El presidente del Gobierno ha recordado que prestaciones similares existen en otros países europeos y que servirá para amparar a 4 de cada 5 personas que en España sufren pobreza severa, aunque con 294,11 euros por hogar al mes, 9,8 euros al día por hogar, poco se puede hacer para paliar pobreza alguna.

Asimismo, ha indicado que aproximadamente la mitad de los hogares que percibirán este ingreso cuentan con niños a cargo y ha lamentado que en España más de dos millones de niños sufren situaciones de pobreza.

Sánchez ha indicado que podrá cobrarse desde junio, según vayan siendo aprobadas las solicitudes.

PUBLICIDAD

Ha explicado que la cuantía del ingreso dependerá del número de miembros de cada hogar, ya que se analizarán las rentas en conjunto de cada familia.

Se fijará por tanto un mínimo por familia y el ingreso servirá para complementar la diferencia.

Sánchez ha señalado que el Gobierno no puede “mirar hacia otro lado” cuando hay “compatriotas haciendo colas para comer”. Con 294,11 euros por hogar y mes, 9,8 euros al día, desde luego, que las van a seguir haciendo en un sistema que, como ha demostrado Finlandia, que ha dado marcha atrás en esa medida de una renta universal, desincentiva la búsqueda de trabajo.

PUBLICIDAD