PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
El presidente de Merlin Properties, Ismael ClementeEl CEO de Merlin Properties, Ismael Clemente./EFE

Merlin recurre la decisión arbitraria del BBVA de eliminar el derecho preferente en Castellana Norte

"Si Merlin consigue ser socio mayoritario, aprovechará para hacer las cosas como entiende que deben hacerse, sobre todo para darle viabilidad económica futura a la operación", señala Ismael Clemente

La socimi Merlin Properties recurrirá a la Corte de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Madrid la decisión del BBVA de eliminar de los estatutos de Distrito Castellana Norte (DCN), la antigua Operación Chamartín, el derecho preferente de compra de acciones que tienen los socios minoritarios.


Según Expansión, que ha adelantado la noticia, el grupo San José también irá al arbitraje para intentar evitar que el socio mayoritario lleve a cabo la modificación de estatutos en la junta convocada para el 20 de mayo.

La participación del BBVA en DCN alcanza el 75,54 %, mientras que Merlin tiene un 14,46 % y San José un 10 %.

La socimi que dirige Ismael Clemente desembarcó en la sociedad en octubre de 2019 y nunca ha escondido su interés por tomar un mayor grado de liderazgo en ella.

Clemente lleva tiempo explicando que, si Merlin consigue ser socio mayoritario, aprovechará para hacer las cosas como entiende que deben hacerse, sobre todo para darle viabilidad económica futura a la operación desde un punto de vista comercial, en vez de urbanístico.

Fuentes de la compañía han asegurado que ahora están dispuestos a «defender sus derechos donde corresponda».

Por su parte, el BBVA explicó hace días que su intención es dar entrada a nuevos socios en el capital de DCN y que el cambio de estatutos facilita la transmisibilidad de las acciones, aunque está claro que merma los derechos de los socios minoritarios con una decisión arbitraria adoptada en forma de rodillo accionarial.

Aunque el banco niega que existan conversaciones o negociaciones con ningún inversor, sostiene que el proyecto -que supone la mayor operación urbanística de Europa- entra en una fase de mayores necesidades de inversión y que tiene sentido flexibilizar la transmisibilidad de las acciones ante un eventual interés de nuevos socios, todo ello para frenar en el proyecto a Merlin Properties y la constructora San José con el objetivo del banco presidido por Carlos Torres de hacer negocio con uno de los proyectos claves para el desarrollo futuro de Madrid.