Mientras España tiene un 14% de paro, Alemania marca récord de empleo

Mientras España tiene un 14% de paro, Alemania marca récord de empleo

02 enero, 2020
|
Actualizado: 02 enero, 2020 17:14
|
PUBLICIDAD

La ocupación en Alemania, dirigida por Ángela Merkel, marcó en 2019 un nuevo récord, con 45,3 millones de personas trabajando, la cifra más alta desde la reunificación de un país. Ese dato contrasta con el paro del 14% de España, un país presidido por Pedro Sánchez que aún presume de crecimiento económico y que tiene un daro de paro de los más altos de Europa.

Según las cifras difundidas este jueves por el departamento federal de Estadistíca -Destatis-, a escala interanual la ocupación laboral registró un crecimiento del 0,9 %. En 2018, el aumento respecto al año anterior había sido del 1,4 %.

Este volumen de población laboralmente activa, el más alto desde la entrada en vigor del Tratado de Unidad -en 1990- incluye tanto a empleados como a autónomos y a personas que trabajan en régimen de jornada reducida o los llamados mini-jobs.

El mayor aumento corresponde a las personas con contrato, que subieron a 41,1 millones, mientras que el número de los autónomos bajó un 1,7 % para situarse en los 4,15 millones.

La ocupación ha subido en Alemania de manera continuada desde hace 14 años, poco después de entrar en vigor la reforma laboral implantada por el gobierno socialdemócrata-verde del canciller Gerhard Schröder.

Más población y más empleo

En los últimos cinco años se ha incrementado la población del país -actualmente, más de 83 millones de personas, unos dos millones más que hace cinco años- debido principalmente a la llegada de inmigración regular y refugiados.

La tasa de desempleo se situó el pasado noviembre en un 4,8 %, con un total de 2,1 millones de desempleados registrados, lo que fue ya la cifra más baja desde la reunificación. Los analistas del Instituto del Investigaciones sobre el Mercado Laboral y Profesiones (IAB) consideran que esta tendencia alcista se mantendrá en 2020, aunque tal vez el año arranque con un leve aumento del desempleo debido a cuestiones estacionales.

Los mini-jobs

La buena salud del mercado laboral esconde, sin embargo, una creciente precariedad y un alto número de población empleada en mini-jobs -hasta ocho millones de personas- y que previsiblemente percibirán en el futuro jubilaciones mínimas.

Asimismo aumentó el número de personas que tras haberse jubilado siguen empleadas en trabajos a tiempo parcial para tratar de compensar así su escasa pensión. En 2019, casi un 9 % de los jubilados seguía laboralmente activa en ese tipo de trabajos.

En Alemania, la edad de jubilación se sitúa ahora en los 65 años y seis meses, aunque se puede acceder a la pensión plena a los 63 años si se ha cotizado durante 45 años. De acuerdo a la reforma implantada en 2011, la edad de jubilación subirá progresivamente hasta los 67 años para 2031.

Empleo cualificado, pero para extracomunitarios

Entre los problemas recurrentes del mercado laboral alemán está la falta de mano de obra cualificada, una cuestión que no han logrado subsanar los programas instaurados por sucesivos gobiernos federales. A mediados de diciembre, la canciller Angela Merkel anunció un proyecto de ley para subsanar esos déficit, tras una reunión con representantes del mundo empresarial.

De acuerdo con los planes de la gran coalición entre conservadores y socialdemócratas, para el próximo marzo el proyecto de ley deberá haber superado el trámite parlamentario. Su propósito es atraerse al país trabajadores extracomunitarios cualificados.

El número de vacantes se estima en 1,2 millones de puestos de trabajo, un cómputo que no se ha logrado cubrir pese a la incorporación al mercado laboral alemán de 850.000 refugiados, del 1,5 millones que el país ha recibido desde la crisis migratoria de 2015.

Los planes del gobierno prevén campañas específicas de contratación de estos trabajadores extracomunitarios procedentes de México, Brasil, India y Vietnam.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD