¿Por qué la banca tiene que cerrar oficinas? Los clientes digitales son ya el 14% más que los convencionales

¿Por qué la banca tiene que cerrar oficinas? Los clientes digitales son ya el 14% más que los convencionales

08 septiembre, 2020
|
Actualizado: 09 septiembre, 2020 0:14
|

Los clientes que prefieren interactuar digitalmente con su entidad financiera son ya un 14 % más que los que optan por los medios tradicionales, según un estudio de IDC Research España y Mitek, que prevén que el incremento a canales sólo digitales en los próximos cinco años será cercano al 25 %. Esta situación, unida a fusiones como la de Caixabank-Bankia solo adelanta un gran movimiento de cierre de sucursales en los próximos años, así como reducciones en sus plantillas de trabajadores.

Según el informe «Entendiendo y optimizando el onboarding financiero en la era digital», elaborado por IDC Research España, en colaboración con Mitek, en el caso de las personas con edades comprendidas entre los 18 y 34 años la preferencia por la interacción digital alcanza ya casi el 60 %.

Un 35,7 % de las entidades encuestadas hace uso del reconocimiento biométrico, mientras que el 31 % ha aplicado sistemas de validación de identidad digital con automatización en la entrega y validación de la información.

Además, el 50 % de las encuestadas ya tienen tiempos de alta de identidad de menos de 15 minutos o están automatizadas, si bien puede haber variaciones en función del canal (móvil, web).

Según el informe, en 2020 la inversión mundial en inteligencia artificial de los servicios financieros crecerá más de un 10 % en el mundo.

Además, prevé que para 2023 las interfaces de usuario y automatización de procesos con inteligencia artificial reemplazarán un tercio de las aplicaciones basadas en pantallas actuales.

TASAS DE FRAUDE

Los canales de pago alternativos son los que están experimentando tasas de fraude más altas, aún adoptando medidas, desde la encriptación de las comunicaciones hasta el ‘scoring’ biométrico o identificación biométrica o el análisis del comportamiento mediante la monitorización, unidos en algún caso a el uso de ‘big data’ e inteligencia artificial.

En cuanto a la suplantación de identidad, la mayoría de las organizaciones tiene cuantificadas las pérdidas ocasionadas por este delito y declaran que es más relevante el componente reputacional que el económico.

.
Noticias Relacionadas: