Programas del sabado
Es necesario "mantener abierta la opción" de importar energía de Rusia, para evitar que los precios suban aún más y porque hay que "asegurar la estabilidad social de Alemania", asegura el ministro alemán de Economía y Energía, Robert Habeck.
Rusia tiene la llave de la energía en Alemania: el 55% del gas; el 50% de carbón, y el 35% del petróleo
El canciller alemán, Olaf Scholz. EFE / Mariscal.

Rusia tiene la llave de la energía en Alemania: el 55% del gas; el 50% de carbón, y el 35% del petróleo

03 marzo, 2022
|
Actualizado: 03 marzo, 2022 16:17
|

El ministro alemán de Economía y Energía, Robert Habeck, afirmó este jueves que no está a favor de prohibir las importaciones de energía de Rusia ya que son de momento necesarias para garantizar la «paz social» en Alemania.

Habeck recordó durante una comparecencia en Berlín que Alemania importa de Rusia el 55 % del gas natural que consume, así como el 50 % del carbón y el 35 % del petróleo.

«Nuestra aspiración era reducir la dependencia lo antes posible con el abandono de las energías fósiles y ganar soberanía, pero lo que se ha construido en los últimos años, en los que aumentó la dependencia, no puede cambiar en pocos días o meses,» aseguró.

Por ello, es necesario «mantener abierta la opción» de importar energía de Rusia, para evitar que los precios suban aún más y porque hay que «asegurar la estabilidad social de Alemania».

Como solución, el ministro verde apuntó a los esfuerzos por diversificar las importaciones y a las iniciativas para construir terminales de gas natural licuado en el país y de crear reservas estratégicas de gas y carbón de cara al próximo invierno.

Preguntado por las voces partidarias de mantener activas las centrales nucleares que aún funcionan en el país, Habeck indicó que a pesar de sus convicciones piensa que, si esta medida pudiera ayudar, habría que estudiarla.

No obstante, apuntó que el momento problemático será el próximo invierno y que ahí la energía nuclear no sería de utilidad, por lo que es necesario «crear otras alternativas».

En relación al impacto de las sanciones para la economía, Habeck subrayó que la situación ya era tensa debido a la pandemia y se esperaba alivio con la llegada de la primavera, pero ahora en ciertos sectores ha empeorado porque se suman los efectos de la guerra.

Habeck dio las gracias a los empresarios alemanes por apoyar la sanciones a pesar de sufrir las consecuencias y señaló que «la solidad es inquebrantable y esto es una gran señal»

«No hay eslabones concretos que se puedan reparar, sino que el efecto es tan fuerte en todos los ámbitos que hay que temer grandes consecuencias,» advirtió y señaló que como medida de apoyo el Gobierno ofrece una garantía de inversión para empresas alemanas en Rusia.

«Es como un seguro, a través de su aval el Estado compensa los daños,» indicó, aunque admitió que esta medida no garantiza las inversiones de mayor calibre.

Además, agregó que las empresas podrán beneficiarse de una línea de crédito similar a la ofrecida durante la pandemia, con tipos de interés bajo y plazos de devolución largos.E

.
En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: