Santander, CaixaBank y el Sabadell piden pagar dividendos y el Banco de España se abre a los extraordinarios tras la crisis

Santander, CaixaBank y el Sabadell piden pagar dividendos y el Banco de España se abre a los extraordinarios tras la crisis

26 octubre, 2020
|
Actualizado: 27 octubre, 2020 0:11
|

El Banco Santander, CaixaBank y el Sabadell han coincidido este lunes en la importancia de poder pagar dividendos a sus accionistas a pesar de que el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, haya reclamado una vez más prudencia hasta que sea sólida la recuperación económica, aunque llegado el momento siempre podrá haber pagos extraordinarios.

Los principales bancos reclaman libertad para poder abonar dividendos atendiendo a la situación en que se encuentre cada entidad e inciden en que el sector pierde atractivo para los inversores si no puede retribuir a sus accionistas.

El consejero delegado del Santander, José Antonio Álvarez, ha recordado, durante su intervención en III Foro Banca, organizado por El Economista, que el banco celebra este martes una junta de accionistas extraordinaria en la que propondrá abonar un dividendo con cargo a 2020, si las condiciones lo permiten.

En el mundo de los bancos mantener el acceso a los mercados es clave y la recomendación de no pagar dividendo resta atractivo al sector, ha avisado el «número dos» del Santander, que ha pedido diferenciar entre bancos, aunque entiende el «temor» de los reguladores a señalar a unas entidades frente a otras.

Por su parte, el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha añadido que los dividendos serían ahora menores porque los resultados también lo son y además, en el caso concreto de la entidad, el porcentaje de beneficios que dedica a retribuir a los accionistas, el «pay out», se redujo del 50 % al 30 %.

En su opinión, «lo lógico» es el pago de un dividendo «razonable» y ha pedido no olvidar que los destinatarios pueden necesitar esos dividendos, como es el caso de la Fundación la Caixa, que con esos fondos hace su tarea de obra social.

El consejero delegado de Sabadell, Jaime Guardiola, ha considerado que las cautelas del BCE sobre el pago de dividendo son «apropiadas en momentos puntuales», por lo que le parece bien que sean «temporales» y confía en que la restricción se levante a finales de año.

En la misma línea que Álvarez, Guardiola ha advertido de que el sector pierde atractivo si no puede pagar dividendo y ello acaba aumentando el coste de capital, lo que podría acabar provocando «un cierto estrangulamiento del crecimiento económico», ha advertido.

Fusiones

En el mismo coloquio, Guardiola ha insistido en que se puede mejorar la productividad sin entrar en operaciones corporativas, por ejemplo con el despliegue de la tecnología, aunque no ignora que las fusiones son un mecanismo para mejorar la eficiencia.

El consejero delegado de Kutxabank, Gregorio Villalabeitia, también ha puesto el foco en la tecnología para ganar eficiencia, ha admitido que el sector sigue contando con una sobrecapacidad y ha defendido las fusiones para crecer o mejorar la rentabilidad.

Aun así, ha incidido en que la crisis viene demostrando que lo importante es la solvencia de una entidad y el tamaño «no es lo prioritario».

Sobre la situación actual, Álvarez ha descartado que la crisis económica pueda acabar siendo una crisis financiera y Gortázar pide seguir siendo prudentes.

Aunque el consejero delegado de CaixaBank da por hecho que la morosidad aumentará, rechaza que alcance los niveles de la crisis anterior y aboga por que algunas medidas de apoyo a las empresas, como las líneas ICO, se extiendan en el caso de algunos sectores, como por ejemplo los más ligados al turismo.

Las hipotecas y el euro digital

Durante el coloquio, los banqueros han dejado claro que las hipotecas son préstamos y «por ley», ha explicado Álvarez, por un préstamo no se puede pagar, como mucho se puede cobrar cero, si el euríbor ahonda en terreno negativo.

«Estamos de acuerdo todos, incluso el legislador», ha comentado Gortázar.

En cuanto al posible lanzamiento en un futuro de un euro digital, el consejero delegado de Kutxabank ha celebrado que el BCE estudie esa posibilidad porque las monedas digitales son una forma de pago fácil y barata para los consumidores y si se lanzan por parte de un banco central cuenta con todas las garantías.

Los dividendos tendrán que esperar, según el Banco de España

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha considerado este lunes que la prudencia en el reparto de dividendos tiene que continuar hasta que se consolide una recuperación económica sólida, pero sostiene que llegado el momento siempre podrá haber pagos extraordinarios.

Durante su intervención en el mismo Foro Banca, Hernández de Cos ha explicado que la recomendación de no pagar dividendos es una medida «reversible» a través de dividendos extraordinarios futuros si las perspectivas económicas mejoran.

El gobernador ha abogado por seguir ejerciendo una «vigilancia estrecha» sobre las entidades y los mercados financieros para que sigan facilitando «el necesario flujo de crédito» a la economía.

Y esa vigilancia, ha explicado, deberá extenderse sobre los riesgos para la estabilidad financiera surgidos como consecuencia de esta crisis, por lo que será necesario seguir adoptando medidas para mitigarlos y estar dispuestos a dar una respuesta europea adecuada si se materializan.

Hernández de Cos ha destacado que «hasta el momento» el sistema financiero está actuando como «mitigador» y no como «amplificador» del golpe de esta crisis, pero el impacto final dependerá de la magnitud y la duración de la crisis, así como de la efectividad de las políticas económicas para paliar sus efectos.

Rentabilidad y fusiones europeas

El gobernador ha subrayado que los niveles de solvencia son ahora significativamente más elevados que antes de la crisis financiera, pero ha insistido en que la rentabilidad sigue siendo baja y, para afrontar este reto, resulta «fundamental» que las entidades sigan profundizando en las ganancias de eficiencia, reduciendo costes y utilizando más intensivamente las nuevas tecnologías.

Los procesos de consolidación del sector podrían ser un instrumento útil para lograr este objetivo, a ojos de Hernández de Cos, quien cree que existe margen para fusiones tanto en España como en otros países europeos.

En su opinión, las fusiones europeas serían particularmente positivas, pues permitirían profundizar en la unión bancaria e incorporar mayores posibilidades de diversificación, al tiempo que favorecerían la posibilidad de formar bases de clientes más amplias entre las que distribuir el coste de las inversiones tecnológicas.

Unión bancaria

Otra de las reflexiones del gobernador es que es necesario culminar la Unión Bancaria con la aprobación de un fondo de garantía de depósitos europeo plenamente mutualizado, que supondría una contribución decisiva para garantizar la estabilidad financiera en el área del euro tanto en los próximos meses como en un horizonte de medio plazo.

La profundización en el proyecto de Unión de Mercado de Capitales sería igualmente crucial, ha considerado.

Además, a su juicio, resulta «prioritario» analizar la adecuación de la normativa de resolución y liquidación europea a una hipotética crisis sistémica o el posible papel de las compañías de gestión de activos para situaciones de grave deterioro de los balances de las instituciones financieras europeas.

Aumento de la morosidad

Hernández de Cos también se ha referido durante su intervención al aumento del riesgo del crédito concedido a familias y empresas generado por la pandemia y ha advertido de que el aumento de la morosidad observado hasta el momento resulta «muy contenido».

Esto se explica, en buena medida, por la amplia batería de medidas que han adoptado las distintas autoridades, entre ellas las moratorias, que no solo han impedido que la morosidad haya aumentado de forma repentina e intensa en este período, sino que también han mitigado su incremento futuro.

En todo caso, ha añadido, las proyecciones sugieren que se va a producir un «aumento significativo» de los préstamos morosos en los próximos trimestres incluso en el escenario más benigno.

Noticias Relacionadas: