Santander tuvo acceso a la evolución de liquidez del Popular hasta el final, según un exejecutivo del banco

Santander tuvo acceso a la evolución de liquidez del Popular hasta el final, según un exejecutivo del banco

30 octubre, 2020
|
Actualizado: 30 octubre, 2020 16:32
|
PUBLICIDAD

El Banco Santander tuvo acceso a información relevante sobre el Popular, incluida la evolución de la liquidez, en los días previos a su resolución pese a haber comunicado que no iba a presentar oferta en la venta privada, según el ex director financiero de la extinta entidad Miguel Escrig.

Escrig, que compareció este jueves como testigo en la causa que investiga a los dos últimos equipos gestores del Popular, desveló que el Santander pudo seguir accediendo a la base de datos con información sobre el banco para las entidades interesadas en el proceso, después del 16 de mayo de 2017, fecha en la que ya había decidido que no realizaría ninguna oferta en condiciones de mercado.

Entre la información del «virtual data room» se encontraba la evolución de la liquidez del Popular, unos datos que él personalmente no quería aportar por su carácter sensible.

Sin embargo, la Secretaría General Técnica del banco le trasladó que había que volcarlos por petición expresa de la Junta Única de Resolución (JUR) europea, organismo que apenas semanas más tarde, el 7 de junio, acordó la resolución del Popular, que fue adquirido por el Santander al precio simbólico de un euro.

El exdirectivo indicó que, además del Santander también tenían acceso a la plataforma otras bancos como BBVA o Bankia, entidad esta última que cifró en unos 11.000 millones de euros las necesidades de capital del Popular.

Con el objetivo de aclarar dónde se encontraban los problemas del banco en opinión de sus competidores, Escrig se reunió con miembros del equipo de Bankia.

No así con los del Santander, con los que sí que mantuvo algunas «discusiones» después de que el banco que preside Ana Botín hubiera decidido que no iba a presentar ofertas en este proceso, el cual coincidió con la deriva bajista de la cotización del Popular tras las filtraciones sobre su situación.

De ahí que, a preguntas de las acusaciones, Escrig indicara que el Santander continuó teniendo acceso a la base de datos durante esos días.

Precisamente Botín, en su testifical del pasado 8 de octubre, reconoció haber recibido una invitación para participar en este proceso de venta privada; no obstante, añadió, tras estudiarlo no llegaron a presentar una oferta porque no veían posible una compra en mayo en condiciones de mercado.

Aún así, afirmó que sí barajaron la posibilidad de comprar el Popular en caso de que éste fuera intervenido por las autoridades, una decisión que se tomó el 23 de mayo, quince días antes de la resolución, y que se delegó en la ejecutiva.

En relación con la venta privada, la presidenta del grupo se desmarcó de los trámites y señaló a su «número dos», Rodrigo Echenique, como persona que pudo intervenir en ellos junto con sus equipos.

Una afirmación que fue rechazada por el propio Echenique en sede judicial, donde negó que él estuviera al frente de los movimientos de su banco en el proceso, despertando el interés del magistrado, que recordó que Botín dijo que había sido él quien lo había liderado.

En esta ocasión, fuentes jurídicas han indicado a Efe que durante el interrogatorio de Escrig el juez José Luis Calama avanzó que analizará por qué el Santander continuó teniendo acceso a los datos de la plataforma a pesar de su negativa.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD