PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Emilio Saracho, presidente del Banco PopularEmilio Saracho, el último presidente del Banco Popular antes de su resolución y venta al Santander por un euro./EFE

Saracho ya buscaba vender el Popular en febrero de 2017, según Rodrigo Echenique, expresidente de Santander España

El expresidente de Santander España y “mano derecha” de Ana Botín, Rodrigo Echenique, ha asegurado este jueves en la Audiencia Nacional que a finales de febrero de 2017, el recién nombrado presidente del Popular, Emilio Saracho, le informó de que buscaba una “operación corporativa” para su entidad.

Según han informado a Efe fuentes jurídicas, Echenique ha testificado que así se lo manifestó Saracho durante el almuerzo que ambos mantuvieron días después de la llegada de éste a la presidencia del Popular -cargo que ocupó durante 108 días- en la sede del extinto banco, situada en la madrileña calle de Velázquez.

A preguntas del juez, Echenique, considerado durante años “hombre de confianza” de la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, se ha referido a su estrecha relación con Saracho, con el que también coincidió entre 2014 y 2018 en el Consejo de Administración de Inditex, en el que los dos figuraban como independientes.

Sobre el Popular, el ahora presidente del patronato y de la comisión ejecutiva de la Fundación Santander ha querido aclarar que la entidad nunca tuvo problemas de solvencia ni patrimonio neto negativo, extremo que ya fue reiterado el pasado jueves por Botín durante su testifical ante el juez José Luis Calama.

De este modo, ha vuelto a matizar las palabras del exministro de Economía y actual vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, que en su comparecencia señaló que Botín le comunicó que tras analizar el Popular, habían detectado que tenía un patrimonio neto negativo.

Asimismo, Echenique, que llegó a presidir el desaparecido banco tras su resolución a instancias de Europa y su posterior compra por el Santander a precio simbólico el 7 de junio de 2017, ha defendido que las provisiones del Popular cumplían perfectamente con la normativa.

Mención aparte ha dedicado en esta primera parte del interrogatorio -en la que han intervenido el magistrado y el fiscal del caso- a las tasaciones del banco, las cuales eran idénticas a las realizadas por el Santander o por el BBVA.

En este sentido, indican las mismas fuentes, Echenique ha calificado de “perverso” el sistema de tasación del sector financiero y su regulación.