PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Sede del BCESede del BCE. / EFE

Siete grandes bancos alemanes implicados en un fraude fiscal

El Banco Central Europeo (BCE) denuncia que ha costado miles de millones de euros a los contribuyentes alemanes

BCE identifica 7 bancos relevantes en Alemania implicados en fraude fiscal

PUBLICIDAD

Fráncfort (Alemania), 20 sep (EFECOM).- El Banco Central Europeo (BCE) ha identificado siete bancos significativos en Alemania que están involucrados en el fraude fiscal mediante la compraventa de acciones, que ha costado miles de millones de euros a los contribuyentes alemanes.

En una carta remitida al parlamentario alemán Fabio De Masi, el presidente del Consejo de Supervisión del BCE, Andrea Enria, señala que hay dos casos con procedimientos criminales contra miembros de la junta directiva, como representantes del banco, y cinco casos con procedimientos contra empleados concretos.

Las provisiones de los bancos relacionadas con estos casos son de 113,3 millones de euros en el caso de transacciones cum-ex y de 40,1 millones en el caso de transacciones cum-cum, añade Enria.

Los bancos ya han pagado al fisco alemán 790,1 y 66 millones de euros, respectivamente.

El pasado 4 de septiembre comenzó en Bonn el proceso judicial por fraude fiscal mediante la compraventa de acciones que los bancos realizaron aprovechando un vacío legal en Alemania durante años.

En torno al día del pago de dividendos se venden y compran de forma muy rápida acciones con derecho a dividendos (cum) y acciones sin derecho al pago (ex) entre bancos, fondos y otros inversores.

Las autoridades fiscales alemanas no saben a quién pertenecen las acciones y devuelven el impuesto sobre la renta del capital a inversores que no lo pagaron porque no tenían las acciones.

Para realizar estas transacciones se utilizan ventas al descubierto, en las que un inversor vende acciones que no posee, sino que las toma prestadas.

El comprador de esas acciones figura como poseedor de los títulos y recibe de su banco de depósito un certificado de que le corresponde la devolución del impuesto sobre la renta de capital, al igual que el poseedor real de las acciones en el momento de la transacción.

Los medios de comunicación alemanes consideran que «Cum Ex» es el mayor fraude fiscal en la historia alemana por valor de, como mínimo, unos 31.800 millones de euros entre 2001 y 2016 en Alemania, según cálculos de la Universidad de Mannheim. 

PUBLICIDAD