Rubiales, nuevo CEO de Unicaja, habla de una etapa ‘más normal’ tras las tensiones de la fusión con Liberbank

Rubiales, nuevo CEO de Unicaja, habla de una etapa ‘más normal’ tras las tensiones de la fusión con Liberbank

09 octubre, 2023
|
Actualizado: 09 octubre, 2023 19:25
|
PUBLICIDAD

El nuevo consejero delegado de Unicaja, Isidro Rubiales, ha asegurado este lunes que tras su nombramiento, la entidad malagueña estrena una nueva e «ilusionante» etapa, «más normal» y «menos mediática», después de las tensiones generadas por la fusión con Liberbank.

Durante su participación en el XIV Encuentro del Sector Financiero, organizado por Expansión y KPMG, Rubiales explicó como en estos últimos dos años han sufrido dificultades, como suele ocurrir en todas las fusiones, pero que el banco va a aprovechar esta nueva etapa para poner en valor el «compromiso con los accionistas» que va buscando la empresa.

En cuanto al crédito, Rubiales afirma que la caída de la demanda en empresas y particulares «irá a más», especialmente en la ultima parte del año y ha dicho que es lo normal cuando suben los tipos de interés para enfriar la economía y controlar la inflación.

La subida de los tipos de interés también ha hecho que quien ha podido haya adelantado la amortización de toda o parte de su hipoteca, con lo que la cartera ha caído porque no se ha compensado con nueva producción.

La entidad ha aprobado que unos 500 clientes con dificultades se acojan al Código de Buenas Prácticas, por importe de unos 30 millones de euros, al tiempo que también ha refinanciado en torno a 500 millones de euros en créditos, unas cifras que no son excesivas, ha dicho, gracias a que el empleo se sostiene.

Unicaja y Banco Sabadell prevén una estabilidad en el sector financiero

Por otra parte, en las mismas jornadas ha estado presente el consejero delegado del Banco Sabadell, César González-Bueno, que ha pronosticado que el sector financiero atravesará una etapa de gran estabilidad debido a la buena situación de las entidades en cuanto a liquidez y capital, por lo que no ve nuevas fusiones en el horizonte, ni deshacerse de su filiar británica TSB.

Asimismo, ha dicho que pese a que la demanda de crédito se ha restringido a consecuencia de la política monetaria del BCE, que busca reducir la inflación en la eurozona, no ven una caída brusca de la cartera crediticia, es decir, del «stock».

Existe una ralentización de la demanda (de crédito) en empresas y también en hipotecas, a consecuencia de la política monetaria, y al mismo tiempo se nota resiliencia en el consumo, ha dicho.

Noticias Relacionadas: