Las frases y acciones más incendiarias de Muriel Casals

Las frases y acciones más incendiarias de Muriel Casals

14 febrero, 2016
|
Actualizado: 14 febrero, 2016 0:00
|

Muriel Casals, fallecida esta madrugada por las heridas causadas debido al atropello de un ciclista en una céntrica calle de Barcelona, deja un reguero de ‘perlas’ en su afán de imponer la lengua catalana en todos los ámbitos de la vida pública y privada de los catalanes. La ex presidenta de Òmnium Cultural y diputada por ‘Junts pel Sí’ es una reconocida activista en el mundo separatista y su legado se ha convertido ya en un referente en esos foros. Ahora, el Gobierno de Carles Puigdemont le otorga la medalla de Oro de la Generalitat por «su trayectoria cultural y política».

Casals hacía ‘tándem’ con su inseparable Carme Forcadell, ex presidenta de la plataforma Asamblea Nacional Catalana. Entre ambas idearon las manifestaciones del 11-M de los últimos años. No obstante, Casals ya abanderó la carga independentista para hacer frente a la sentencia contra el Estatuto del Tribunal Constitucional, manifestación a la que se sumó el PSC.

«Como madre y abuela: escucha estás maltratando a tu hijo», afirmó en una entrevista en TV3, con uno de los presentadores más conocidos en Cataluña, Josep Cuní, en referencia a los padres que piden para sus hijos la enseñanza bilingüe e incluso trilingüe. «Estos padres están maltratando a sus hijos -reiteró-. Están usando y abusando de sus hijos«, apostillaba. «No hay ninguna criatura que quiera ir contra su escuela porque le enseñan una lengua de más», dejando claro instantes más tarde que la única lengua vehicular en Cataluña en es el catalán. La presidenta de subvencionada Òmnium Cultural apuntaba: «Estas criaturas son esponjas, aprenden los idiomas que les pongan por delante». Así, pese a que los padres exigen también la enseñanza en español en otras asignaturas distintas a la de Lengua Españala, Casals afirmaba que estos padres solo quieren que sus «hijos aprendan una única lengua«. «¿Qué quieren, que haya niños españoles o catalanes aquí? No puede ser», se responde.

Cuní corregía a Casals. Los padres piden una escuela trilingüe o cuatrilingüe. «Igualdad de condiciones no pasa en ningún lugar del mundo«, decía Casals. Pese a las sentencias judiciales y las leyes del Estado, Casals se reafirmaba: «Aquí -en Cataluña- la lengua vehicular es el catalán», al tiempo que aseguraba: «Nuestros niños y niñas salen todos aptos en catalán y en castellano porque hay una presencia fuerte del castellano». Lo cierto es que todos los informes señalan que no pueden tener el mismo resultado un niño de Valladolid, que aprende 35 horas en español a la semana, frente a un niño de un colegio catalán al que solo se le dan dos horas lectivas a la semana en esa lengua. Asimismo, Casals  aseguró que el catalán es la lengua vehicular en los colegios, incumpliendo así las sentencias judiciales, como las recientes del Supremo que respaldan a los padres que piden la enseñanza también en español para sus hijos. La Generalitat separaba a estos niños para prestarles una «atención individualizada», con lo que perdían el compás con el resto de compañeros. Además, el caso de Cataluña es único en el mundo, donde la lengua vehicular del país es ninguneada sistemáticamente por los independentistas.

Señalaba a comercios por rotular en español

Bajo su mandato, Òmnium Cultural se dedicaba a denunciar a empresarios que no rotularan en catalán. La denominada «policía lingüística» se jactaba de las sanciones puestas a estos ‘rebeldes’. Las llamadas ‘multas de la vergüenza’ son algo único en el mundo, donde un comerciante se expone a una multa de al menos 600 euros si no coloca los rótulos «al menos en catalán».
La Fundación DENAES, presidida por Santiago Abascal, denuncia el «terrorismo lingüístico que se ha implantado en Cataluña», mientras pedía el fin de esta «persecución de la Generalidad a los comerciantes que rotulan en castellano».

Tildó a los extremeños de «inmigrantes»

Como todos los buenos nacionalistas que se precien, los españoles llegados de otras Comunidades Autónomas a Cataluña son «inmigrantes», pese a tener la misma nacionalidad. «El futuro de nuestro país -Cataluña- depende de que los que vienen a vivir aquí entre nosotros se incorporen como ciudadanos catalanes. Esto no está garantizado, esto no está ganado. […] Estamos en una circunstancia en la que hemos de salvar el país para asegurar el futuro de nuestra lengua y de nuestra cultura», afirmaba.

«Una parte de la riqueza de Cataluña se la debemos a los inmigrantes que llegaron durante la segunda mitad del siglo XX y, buena parte de ellos, eran extremeños», afirmó la ex presidenta de la subvencionada Òmnium Cultural en respuesta a las declaraciones del entonces presidente de Extremadura José Antonio Monago, quien se oponía al pacto fiscal de Artur Mas.

Registro de buenos catalanes

Con motivo de las manifestaciones independentistas de 2012, las dos organizadoras -Òmnium Cultural y la ANC-, llevaron a cabo un registro de ‘buenos catalanes’, solo para aquellos que confirmaran públicamente su asistencia. Estos nombres formarían parte de «una base de datos enorme, con la mayoría de las personas que se quieren sumar al proyecto de empezar un país nuevo, con un Estado propio, permitirá enviar mensajes en todo momento e informar con puntualidad, incluso cuando haya nuevas adversidades o se quiera impedir el ejercicio democrático del voto», afirmaban en un comunicado. «Una mayoría conectada y bien informada asegura una capacidad de movilización, de respuesta rápida y de acción por todo el país -Cataluña- que es imprescindible para garantizar un resultado claro y limpio», proseguían. Asimismo, el fichero no sería destruido hasta conseguir el «objetivo», la independencia de Cataluña.

Noticias Relacionadas: