Fundación Caja Rural de Burgos destina 3.700 euros a la asociación de familiares de enfermos de alzheimer

Fundación Caja Rural de Burgos destina 3.700 euros a la asociación de familiares de enfermos de alzheimer

15 marzo, 2022
|
Actualizado: 15 marzo, 2022 18:05
|

La Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer (Afabur) y Fundación Caja Rural Burgos suscribieron hoy un acuerdo de colaboración por el que la entidad de ahorro concederá a Afabur un total de 3.700 euros que se destinarán a la compra de material informático para los centros de día que la asociación gestiona tanto en Burgos capital como en Briviesca. 

Así lo anunció hoy en la capital burgalesa la presidenta de Afabur, Eloisa Bellostas, quien detalló que el material que se podrá comprar con esta ayuda será “una trituradora de documentos, una fotocopiadora, dos televisores y varias radios” que servirán para “dotar” a sus centros de día de Burgos y Briviesca.

El presidente de Fundación Caja Rural Burgos, Tomás Fisac, destacó la “gran labor social” que lleva a cabo la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer “tanto en la mejora de la calidad de vida de los enfermos como en la atención a sus familiares”. “Mediante esta ayuda social queremos colaborar a cubrir pequeñas necesidades pero realmente importantes como impresoras, tablet y otros elementos informáticos para usuarios que necesitan reposición”, añadió. 

Creada en 1994 por un grupo de familiares con el objetivo de atender a enfermos de Alzheimer y apoyar a sus familias, Afabur desarrolla sus servicios tanto en Burgos como en Briviesca. Según Bellostas, “el descanso que estos servicios suponen para las familias es tremendo” ya que “un enfermo de Alzheimer necesita atención las 24 horas del día”. Los enfermos que atendemos “se les recoge en autobús a las diez de la mañana y se les lleva a casa sobre las seis y media o siete de la tarde” lo que permite que “la familia descanse”.

Por último, Bellostas destacó el cambio que se ha experimentado en la percepción de la enfermedad gracias, entre otras cosas, a la colaboración tanto de sociedad como de entidades públicas y privadas. Antes, dijo, “parecía que era algo tabú, una enfermedad para guardarla en casa y esto ha cambiado”. De hecho, “ahora se atienden antes los casos porque las familias lo asumen antes”, apuntó.

.
En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: