Galicia, Canarias y el País Vasco sí cumplen con el déficit de Montoro

Galicia, Canarias y el País Vasco sí cumplen con el déficit de Montoro

31 marzo, 2016
|
Actualizado: 31 marzo, 2016 0:00
|

Galicia, Canarias y el País Vasco han sido las tres únicas comunidades españolas que cumplieron con el objetivo del déficit público autonómico del 0,7% del PIB fijado por Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, para 2015. Galicia registró un déficit, es decir, una diferencia entre gastos e ingresos, de sólo el 0,57%; Canarias, del 0,54% y el Pais Vasco, del 0,69%.

Los buenos datos de estas tres comunidades contrastan con los déficits cercanos al 3% registrados por otras comunidades. como Cataluña o la Comunidad Valenciana. Y es que la buena gestión se nota y mucho a la hora de abordar las cuentas públicas y administrar el dinero de los contribuyentes. No es la primera vez que el gobierno Núñez-Feijoó, que preside la Xunta de Galicia desde 2009, cumple con el déficit fijado no sólo por el gobierno central, sino también por Bruselas. En 2014, un año con más problemas económicos que el ejercicio pasado, su déficit se situó en el objetivo del 1%. En 2015, lo ha conseguido reducir en un 31% y colocarlo en un envidiable 0,57% del PIB. Y todo ello lo ha logrado sin reducir el gasto social, que es la principal excusa de las comunidades más incumplidoras con esta ratio.

Así, por ejemplo, la Xunta de Núñez-Feijoó consigue con una buena gestión destinar más dinero a gasto productivo que a financiero. Al tener menos déficit, tiene menos necesidad de endeudarse, precisamnte por el equilibrio entre gastos e ingresos. Gasta lo que tiene y no tiene que pedir prestado para gastar lo que no tiene. De esta forma, el año pasado dispuso de 150 millones de euros adicionales que ahorró en intereses de deuda para financiar gasto productivo. Gracias a ese control de la deuda, Galicia será este año la comunidad en la que más crecerá el gasto no financiero, por encima del 4 %, según los propios datos del Ministerio de Hacienda.

Ese control de las cuentas, permite al equipo de gobierno de Feijoó, a diferencia de otras comunidades que no tienen más remedio que recortar porque tienen que dedicar más recursos a la financiación, blindar el gasto social, que incluso crece un 4% en el 2016. Galicia invierte ocho de cada diez euros en sanidad, educación y servicios sociales, lo que prueba que controlar el déficit no supone una merma del estado del bienestar, sino todo lo contrario. Galicia será también, con un incremento de 282 millones de euros en gastos de capital sobre el ejericicio anterior, la comunidad más inversora de España. Según los últimos datos, hasta el pasado mes de noviembre, ese capítulo acaparó un 10,7 % del total de gasto no financiero, lo que supone casi duplicar la media autonómica.

Si Galicia muestra con datos económicos y gasto social su buena gestión, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Aragón y Murcia no pueden decir lo mismo. Son las autonomías que cerraron 2015 con más déficit. Sólo las dos primeras suponen juntas más de la mitad de la desviación total de las comunidades en ese año, que ha supuesto el 0,96 por ciento del PIB.

Cataluña, gobernada ese año por un Artur Mas dedicado únicamente a su quimera secesionista, cerró 2015 con un déficit del 2,70%, sólo cuatro décimas menos que en 2014; la Comunidad Valenciana, que cambió en mayo de gobierno en un cambalache de fuerzas encabezado por el PSOE, pero el que también están partidos de la izquierda radical como Compromìs, registró un déficit del 2,51%, cuando en 2014 fue del 2,49%; Extremadura, que volvió a ser gobernada por el socialista Fernández Vara con el apoyo de Podemos, del 2,64% (del 2,51% en 2014); Aragón, también gobernada ahora por el PSOE y su socio Podemos, del 2,13% por ciento -tuvo 1,80 % el año anterior con Luisa Fernanda Rubí (PP)-, y Murcia, gobernada por el PP con el apoyo de Ciudadanos, fue del 2,52 por ciento, pero logró bajar del 2,87 % de 2014 y está sin depurar el gasto extra del efecto del terremoto de Lorca.

Todas las demás estuvieron por debajo del dos por ciento, pero muy lejos del 0,7 por ciento previsto o del 0,57% de Galicia, como Castilla-La Mancha (1,67 %), Asturias (1,53 %) y Baleares (1,52 %).

Las que más se acercaron al tope ideal fueron Andalucía y La Rioja, ambas con el 1,13 por ciento, así como Navarra, con el 1,28 por ciento.

Comparando con 2014, Aragón, Asturias, Castilla y León, Extremadura, Navarra y Comunidad Valenciana no consiguieron bajar la cifra de 2014 y acabaron 2015 con más déficit del que ya tenían. Todas, excepto Castilla y León, cambiaron de gobierno a coaliciones de izquierda del PSOE con Podemos o sus marcas blancas tras la elecciones autonómicas y municipales de mayo de 2015. Pero es que ya se sabe, para la izquierda el dinero público no tiene dueño, para los buenos gestores, como Núñez-Feijoó, si lo tiene y no es otro que el contribuyente qe financia con sus impuestos todo el aparato y la estructura del Estado.

.
Noticias Relacionadas: