Garzón critica a Montoro y pone de ejemplo al Ayuntamiento con más deuda

Garzón critica a Montoro y pone de ejemplo al Ayuntamiento con más deuda

08 septiembre, 2016
|
Actualizado: 08 septiembre, 2016 10:16
|
PUBLICIDAD

Los hermanos Alberto y Eduardo Garzón Espinosa, diputado en el Congreso por Unidos Podemos y asesor del área de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, respectivamente junto a Carlos Sánchez Mato, concejal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, por Ahora Madrid, y Esther López Barceló, directora de Gabinete de Economía y Hacienda en el Ayuntamiento de Madrid, han cargado tintas contra Cristóbal Montoro poniendo de ejemplo el Ayuntamiento de Madrid, cuya deuda le sitúa en el puesto 215 de los 8.119 municipios de España.

Cada madrileño debe a las arcas 1.500 euros, hasta contabilizar un total de 4.729 millones de euros, el triple que paga un barcelonés por la deuda del Ayuntamiento de Barcelona, cifrada en 500 euros.

Los Garzón, Sánchez Mato y López Barceló cargan tintas contra la que denominan «ley Montoro» pese a hablar de la reforma del artículo 135 de la Constitución, aprobada por el PSOE el 27 de septiembre de 2011, cuando el PP aún no había llegado al poder.

Según estos economistas de la izquierda radical y cuyo referente es el ex ministro de Finanzas de Grecia, Yanis Varoufakis, el mismo que sumió a su país en un corralito sin precedentes en la Eurozona, las tres reglas fiscales impuestas -la no superación de un tope de déficit público, la no superación de un tope de deuda, y el respeto a la Regla de Gasto- son «sagradas» para el Gobierno.

A su juicio, la regla de gasto es «el más inexplicable de todos en términos de la lógica del interés general«, ya que impide -a pesar de que haya superávit en el Ayuntamiento de Madrid, este es inferior al registrado en 2014 por lo que el Ayuntamiento está realizando más gastos de los previstos-.

Así, exigen que el saldo positivo se pueda destinar «al gasto social o a realizar nuevas inversiones» en vez de amortizar la abultada deuda del Ayuntamiento, la más elevada en términos municipales y absolutos. A su juicio, pagar deuda anticipadamente es «absurdo desde el punto de vista económico», pese a reducirse la carga de intereses.

Asimismo, tildan el balance del Ayuntamiento dirigido por ellos mismos como una «administración perfectamente saneada y perfectamente capaz de llevar a cabo nuevas y mejores políticas«. De esta forma, aseguran que en caso de proseguir la regla de gasto, «Madrid tendría que recortar un 2,3% en gastos de personal, un 17,2% en gastos corrientes de bienes y servicios, un 11,8% en transferencias corrientes, y un 52,6% en inversiones reales entre otros muchos recortes en relación al volumen presupuestado inicialmente».

Tras cargar contra la «troika», afirma que los Ayuntamientos tienen limitados sus movimientos, incluso afirman que no recaudan «todo lo que se desearía».

Asimismo, aseguran que el verdadero objetivo de Montoro «no es lograr la sostenibilidad de las haciendas públicas sino amputar y limitar las competencias de las entidades locales para que el tamaño y alcance del sector público sea cada vez menor y, en consecuencia, mayores las posibilidades de negocio del sector privado».

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD