La Generalitat pide 16 años para los que boicotearon el acto de Blanquerra

La Generalitat pide 16 años para los que boicotearon el acto de Blanquerra

02 marzo, 2016
|
Actualizado: 02 marzo, 2016 0:00
|

La Generalitat ha notificado hoy que recurrirá la condena de entre seis y ocho meses de prisión a la quincena de personas que interrumpieron un acto en el centro cultural Blanquerna de Madrid durante la Diada de 2013, para los que en el juicio solicitó hasta 16 años y nueve meses de cárcel.

Según han informado a Efe fuentes judiciales, la Generalitat ha anunciado a los juzgados su intención de recurrir la condena, lo que podría hacer efectivo en las próximas semanas, en un escrito al que con toda probabilidad se adherirá también la acusación ejercida por el entonces diputado de CiU Josep Sánchez Llibre.

La sección 30 de la Audiencia Provincial de Madrid condenó en febrero pasado a penas de entre seis y ocho meses de cárcel a 14 de los 15 personas que entraron el centro Blanquerna, propiedad de la Generalitat, para los que la Fiscalía solicitaba entre dos y cinco años y medio de cárcel.

La sentencia consideró que no estaba acreditado que los asaltantes conocieran la identidad de Sánchez-Llibre ni del entonces delegado de la Generalitat en Madrid, Josep Maria Bosch, por lo que les absolvió del delito de atentado contra la autoridad.

La Audiencia también les absolvió del delito de ultraje a la bandera, ya que pese a que uno de los asaltantes arrojó al suelo una ‘senyera’ (bandera catalana) de un manotazo, el tribunal consideró que esta conducta, «por rechazable que sea», no tiene «entidad penal», ya que no apreciaron «ánimo de menospreciar, de ultrajar, de vilipendiar el emblema».

Por este motivo, la sentencia centraba la condena a los acusados por delitos de desórdenes públicos y daños y en algún caso por lesiones y maltrato de obra.

La Generalitat pedía 15 años y nueve meses de cárcel para 14 de los acusados, mientras que para el otro solicitaba 16 años y nueve meses de prisión, al acusarles de los delitos de desórdenes públicos, atentado a la autoridad, amenazas, injurias, ultraje a la bandera y coacciones, así como faltas de lesiones, con la agravante de que actuaron por motivos ideológicos.

El asalto se produjo el 11 de septiembre de 2013, cuando una quincena de ultras irrumpió en el centro cultural Blanquerna, donde la Generalitat había convocado un acto con motivo de la Diada, profirieron gritos como: «No nos engañan, Cataluña es España», golpearon al entonces diputado de CiU Josep Sánchez Llibre y a otros dos asistentes y, antes de irse, rociaron el local con gas pimienta. 

Noticias Relacionadas: