Ghosn insiste en que Renault no ha engañado y pide nuevas reglas de emisiones

Ghosn insiste en que Renault no ha engañado y pide nuevas reglas de emisiones

22 enero, 2016
|
Actualizado: 22 enero, 2016 0:00
|

París, 22 ene.- El presidente de Renault, Carlos Ghosn, insistió hoy en que su grupo automovilístico no ha engañado con las emisiones contaminantes de sus vehículos, que se ajustan a las reglas de homologación, pero dijo estar en favor de que cambien esas normas para evitar la confusión de los usuarios.

«No hay fraude», señaló en una entrevista emitida hoy por la emisora «RTL», Ghosn, que hizo hincapié en que «cumplimos las normas» y en que «los coches de Renault están todos homologados y por tanto cumplen las normas».

Respondía así a la polémica generada después de que la semana pasada un sindicato filtrara que los servicios antifraude franceses registraron varias sedes de la empresa para confirmar que la marca del rombo no utilizaba, como la alemana Volkswagen, mecanismos para dar informaciones engañosas sobre los niveles de contaminantes de sus vehículos.

La razón de esos registros eran los resultados obtenidos por dos modelos de Renault en las pruebas realizadas por la comisión oficial creada en septiembre pasado al calor del escándalo Volkswagen, para verificar las emisiones en condiciones reales de conducción.

Las cantidades de óxidos de nitrógeno (NOx) para versiones diesel del Captur y del Espace en esas condiciones normales eran varias veces superiores a las que obtenidas en la homologación en laboratorio.

Ghosn explicó que «es evidente que cuando se utiliza el coche en condiciones diferentes (…), se tienen emisiones diferentes, y a menudo superiores».

Pero a continuación hizo hincapié en que «todos los fabricantes tienen emisiones superiores» y puntualizó que «no hay reglas» para decir si es o no aceptable que se superen en cinco, siete, diez, quince o veinte veces.

Por eso, se pronunció en favor de que «se establezcan algunas reglas para que no haya confusión».

El presidente de Renault, que no se había pronunciado públicamente hasta ahora sobre este asunto que en dos días hizo perder a la empresa más del 12 % de su valor en bolsa, reconoció la importancia de restablecer la confianza del consumidor.

«No hay que dejar la duda de que la marca engaña» ya que «la riqueza de una empresa como Renault es la confianza de los usuarios», afirmó.

A ese respecto, se felicitó por que la ministra francesa de Ecología, Ségolène Royal, la misma que ha puesto en marcha la comisión técnica que reveló los niveles de emisiones de sus coches, haya destacado «la transparencia» y «la colaboración» de Renault. EFE

Noticias Relacionadas: