Gobierno y banca mexicana dibujan una economía fuerte ante externalidades

Gobierno y banca mexicana dibujan una economía fuerte ante externalidades

11 marzo, 2016
|
Actualizado: 11 marzo, 2016 0:00
|

Manuel Soberanes Cobo

Acapulco (México), 10 mar.- El Gobierno y la banca de México abandonaron hoy en gran medida su pugna anual en torno al nivel del crédito para dibujar en conjunto un panorama positivo de la economía nacional frente a los factores adversos provenientes del exterior.

En la jornada inaugural de la edición 79 de la convención de la Asociación de Bancos de México (ABM) en el puerto de Acapulco, en el sureño estado de Guerrero, el presidente de la agrupación, Luis Robles Miaja, afirmó que el país «está creciendo muy bien».

En una conferencia de prensa previa al inicio formal de la reunión, Robles señaló que la economía del país aumentó 2,5 % el año pasado, «y volteamos al sur y vemos crecimientos muy negativos, recesivos, y si volteamos a la izquierda igual, y a la derecha también».

«Quiero recordar que solo crecieron a ese nivel Reino Unido, Estados Unidos, México y Turquía», dijo el ejecutivo, y añadió que ese 2,5 % «no es el mejor, pero es muy bueno».

El también presidente del consejo de administración del banco BBVA Bancomer aseveró que «el ciclo que empezó la banca mexicana el año 2000 es el mejor de su historia porque es el ciclo más largo, más dinámico y es sostenible».

Precisó que en los pasados 15 años el crédito bancario al sector privado ha crecido a una tasa promedio de 3,8 % del producto interno bruto (PIB), siendo 2015 el año más dinámico del ciclo.

Por otro lado, Robles señaló que, de acuerdo con el último informe «Doing Business» del Banco Mundial, que mide la calidad de las medidas regulatorias para hacer negocios en 189 economías, México es el quinto país con mayor acceso al financiamiento bancario.

Ello por encima de naciones como Australia, Canadá, Reino Unido, Alemania, España, Chile y China.

«En 2012, México estaba en la posición 40 en el ránking del Banco Mundial. Hoy estamos la quinta. Ese avance se logró gracias a la reforma financiera pero también a la solvencia y liquidez de los bancos», dijo.

Más tarde, durante la ceremonia inaugural del encuentro de dos días, Robles expresó su convicción de que «con el dinamismo crediticio que hemos alcanzado llegaremos a cumplir con la meta fijada por el Gobierno de que el crédito al sector privado represente más del 40 % para 2018».

«Todos estos resultados han sido posibles gracias a que nuestro país cuenta con unos fundamentales sólidos y un crecimiento sostenible en un entorno internacional muy complejo y volátil», expuso.

Ante el presidente de México, Enrique Peña Nieto, el titular de la ABM dijo que «México destaca por ser uno de los países emergentes de su tamaño con mayores posibilidades de convertirse en una nación desarrollada, dadas sus características y los avances tenidos en más de 20 años, que han sido magnificados por las reformas estructurales promovidas por usted».

«Muchas veces el ruido político y mediático, así como una visión tan corta del pasado y del futuro, nos nubla la vista y nos impide reconocer lo que éramos, lo que hemos logrado y lo que sin duda llegaremos a ser. Cuente usted con que las instituciones de crédito que integramos la ABM seguiremos impulsando el crecimiento del país», concluyó.

En su oportunidad, Peña Nieto coincidió en que «a veces una sociedad no logra advertir para sí misma lo que está edificando, lo que viene construyendo, de dónde viene, lo que ha alcanzado y hacia dónde se propone llegar, y que lo está haciendo a partir de sus propios méritos, de su trabajo y de su compromiso con nuestro país».

«Hoy el mundo vive una circunstancia económica compleja y desafiante. Ante esta coyuntura que afecta a economías desarrolladas y emergentes, organismos como el FMI ha recomendado a las naciones emprender reformas estructurales para impulsar el crecimiento. Afortunadamente en México nos adelantamos a ese proceso», declaró.

Además de las reformas, dijo, «México se distingue de otras economías porque cuenta con estabilidad macroeconómica y un sistema bancario robusto, así como una estrecha integración productiva con América del Norte, región que está teniendo un crecimiento positivo».

Enfatizó que el país cuenta con «una banca bien capitalizada y con una cartera crediticia sana».

«Por eso, quiero expresar públicamente mi mayor reconocimiento a la banca de México y al sistema financiero (…) por su visión, liderazgo y trabajo comprometido, que contribuye al desarrollo económico de nuestro país y, lo más importante, a elevar la calidad de vida de las familias mexicanas», anotó Peña Nieto.

Finalmente, retomando el tono de exigencia que los presidentes de México suelen adoptar en las convenciones de la ABM, el presidente señaló que «aún se debe avanzar en la bancarización, la inclusión financiera, la expansión del crédito, en promover el uso de las nuevas tecnologías de forma segura y lograr una mayor calidad y mejor atención a los usuarios de los servicios financieros». EFE

Noticias Relacionadas: