El Gobierno tendrá el apoyo del PNV por 444 millones solo en 2017

El Gobierno tendrá el apoyo del PNV por 444 millones solo en 2017

03 mayo, 2017
|
Actualizado: 03 mayo, 2017 13:21
|

El Gobierno central tendrá el apoyo del PNV a los Presupuestos a cambio de 444 millones de euros tras resolver las discrepancias del cupo vasco desde 2007. En concreto, el Estado pagará 1.400 millones, pero recibirá del País Vasco 956 millones.

El consejero de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu, ha detallado el acuerdo alcanzado entre ambos gobiernos, con el que se pone fin a diez años de encontronazos entre las dos administraciones.

Ese «Cupo provisional» de 956 millones servirá de base para calcular el dinero que el País Vasco pagará durante los próximos cinco años al Estado por las competencias no transferidas, como Defensa, Asuntos Exteriores e infraestructuras como puertos y aeropuertos. Los gobiernos central y vasco han logrado un acuerdo sobre el Cupo, con lo que se desbloquean las negociaciones en torno a este asunto tras diez años de encontronazos entre ambas administraciones.

Esta será la base para calcular el Cupo vasco hasta 2021, el Gobierno foral se ahorraría un total de 2.800 millones en los próximos cinco años, teniendo en cuenta los Presupuestos de 2016. A este montante habrá que sumar los 1.400 millones que tendrá que devolver el Estado por las discrepancias sobre el Cupo abonado desde 2007, arrojarían una factura final superior a los 4.000 millones de euros para lograr el apoyo del PNV a los Presupuestos de 2017.

Fuentes del Gobierno Vasco han confirmado a Efe este acuerdo, cuyos términos explicará en una rueda de prensa en Vitoria a las 12.30 horas el consejero de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu.

El acuerdo se ha formalizado el mismo día en el que comienza el debate en el Congreso de las enmiendas a la totalidad al proyecto de presupuestos del Estado para 2017, pendiente de un posible pacto entre el Ejecutivo de Mariano Rajoy y el PNV que salvaría este trámite de las cuentas públicas gracias a los 5 votos de los nacionalistas vascos.

El Cupo es el dinero que Euskadi paga al Estado por las competencias no transferidas. El método para calcularlo se establece en leyes quinquenales. La última data de 2007 y desde entonces ambos gobiernos no han podido renovarla por discrepancias en la metodología.

El portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, ya avanzó ayer que se habían producido avances muy importantes entre ambos ejecutivos en la liquidación de los cupos correspondientes a los dos últimos quinquenios, los comprendidos entre 2007 y 2011 y entre 2012 y 2016, y también en la definición del Cupo de este año que permitirá sentar las bases para el próximo quinquenio.

Erkoreka precisó que el tema del Cupo corresponde a una negociación bilateral entre ambos gobiernos y no quiso vincular el acuerdo a un posible apoyo del PNV a los presupuestos estatales porque, según dijo, compete a los partidos políticos. A falta de las explicaciones que ofrezca el consejero Azpiazu, el Gobierno Vasco considera que desde 2011 ha pagado 1.600 millones de más y que el Cupo debería rondar los 850 millones anuales, aunque el proyecto de presupuestos del Estado para este ejercicio elevaba esa cifra hasta los 1.202 millones.

El Gobierno dará también la «Y vasca» al PNV

El PNV ha cerrado hoy un pacto con el Gobierno para apoyar los Presupuestos Generales del Estado de 2017. que ha calificado de «un buen acuerdo» y que no sólo incluye al Cupo Vasco sino también a la «Y vasca», temas de tarifas eléctricas en la industria y una mejor coordinación con la Ertzaintza. Así lo ha avanzado en declaraciones a los medios el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, que además ha afirmado que el acuerdo no contempla la política penitenciaria.

Además, se ha referido a la importancia del apoyo del PNV a los Presupuestos en este primer tramite parlamentario ante la necesidad de dar estabilidad al país y vencer las «amenazas» a la economía. Este acuerdo «compromete al presupuesto de 2017 y en absoluto al presupuesto de 2018», ha incidido, aunque ha apuntado que, de cara a un posible futuro acuerdo, tendrá «muy en cuenta» que el compromiso «se vaya cumpliendo».

El acuerdo cerrado con el PNV está relacionado con tema de precios energéticos en la industria, con un cronograma detallado de la «Y vasca», con el vehículo eléctrico y los gestores de carga y con en el ámbito de la seguridad para que haya una mejor coordinación con la policía autonómica vasca.

Además, ha dicho que también se ha cerrado una mejor coordinación entre las administraciones para que, por ejemplo, se controlen las ayudas al empleo en forma de bonificaciones y que gestiona la Seguridad Social y también la administración vasca.

Esteban ha afirmado que se trata de un acuerdo «que no perjudica a nadie y que puede ser beneficioso para todos». El portavoz parlamentario vasco no ha cuantificado el importe al que ascendería este acuerdo pero sí ha incidido sobre todo en el plan detallado de la «Y vasca» que incorpora la entrada a las capitales vascas.

«Por fin tenemos un programa completo. Antes había gestos y pasitos«, ha puntualizado, tras insistir en que esta infraestructura es importante para Euskadi porque supone un «eje atlántico», y es una infraestructura de interés europeo «fundamental para todo el Occidente de la península ibérica y para Portugal».

Esta infraestructura no se recogerá en «una enmienda concreta» en las cuentas de este año, sino que se trata de un «compromiso» para que en los próximos ejercicios se desarrollen los correspondientes tramos. Esteban ha detallado que uno de los puntos principales del acuerdo es la competitividad empresarial, en el que se enmarca la unificación de la tarifa para la industria con el objetivo de reducir sus costes y que puedan exportar más. Esta mejora de la actividad redundará, ha apuntado, en un aumento de la recaudación y del empleo.

.
Noticias Relacionadas: