El Gobierno estudia retrasar la votación de la estiba ante la falta de apoyos

El Gobierno estudia retrasar la votación de la estiba ante la falta de apoyos

03 marzo, 2017
|
Actualizado: 03 marzo, 2017 15:58
|

El Gobierno se ha mostrado dispuesto a retrasar la fecha de la votación de la liberalización de la estiba en el Congreso ante la falta de apoyos, ya que PSOE, Podemos, CC, ERC y PdCat se han posicionado en contra.
Ciudadanos ha asegurado que no apoyará la convalidación, por lo que el PP se quedaría con el único apoyo del PNV, que aún está negociando y sopesando si da el sí a la liberalización. En caso de que el Congreso rechazara la convalidación, cuya votación se tiene que realizar antes del 24 de marzo, el PP sufriría una derrota histórica. Esta falta de consenso también se ha plasmado en los Presupuestos, cuya aprobación aún no se ha sometido al examen de la Cámara Baja.
La votación estaba prevista en un principio para el próximo jueves, pero el Gobierno estudia ahora dar marcha atrás y retrasarla, mientras tanto Bruselas apremia al Ejecutivo bajo amenaza de una multa de 138.000 euros diarios.
«En este marco de la negociación colectiva entre patronal y sindicatos creemos que hay margen para un acuerdo y, si necesitamos más tiempo, estamos dispuestos a dar más tiempo para ese acuerdo», ha dicho el portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo, en la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros.
La fecha del debate de convalidación del real decreto ley se podría modificar en la próxima reunión de la Junta de Portavoces del Congreso, previsiblemente el próximo martes. Fuentes del Gobierno han explicado que la decisión se tomaría en función de cómo avancen las negociaciones entre las partes en los próximos días.
El plazo máximo para convalidar el real decreto ley es de un mes a contar desde la aprobación por el Consejo de Ministros, que se produjo el pasado 24 de febrero.
Méndez de Vigo ha pedido «responsabilidad» a las partes y ha insistido en que sería «incomprensible para la sociedad española» no mantener el diálogo después del esfuerzo que se ha hecho para asegurar los puestos de trabajo y la continuidad del sector.
No obstante, ha advertido de que, si se mantiene el conflicto y se dilatan los plazos, el acuerdo podría llegar demasiado tarde, cuando el daño a los puertos españoles sea difícilmente reparable. «Podemos llegar a un acuerdo que esté vacío de contenido porque no haya tráfico de mercancías. Hay que tenerlo en cuenta a la hora de actuar con responsabilidad«, ha explicado.
En este sentido, Méndez de Vigo ha recordado la nota publicada el jueves por la naviera danesa Maersk, una de las mayores del mundo, en la que adelantaba que desviará sus buques desde Algeciras (Cádiz) a otros puertos de Europa y el Mediterráneo si la huelga se hace efectiva.
Los sindicatos de estibadores decidieron ayer suspender dos de las nueve jornadas de huelga convocadas, las del 6 y el 8 de marzo, previas a la fecha del debate de convalidación. Méndez de Vigo ha recordado también la carta remitida por la comisaria europea de Transporte, Violeta Bulc, al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en la que reclama celeridad para convalidad el real decreto ley. De la Serna ha presentado hoy un informe sobre el real decreto ley de reforma del sector de la estiba en el Consejo de Ministros.

Noticias Relacionadas: