El Gobierno luso anuncia la aprobación de una norma que desbloquea blindajes

El Gobierno luso anuncia la aprobación de una norma que desbloquea blindajes

18 abril, 2016
|
Actualizado: 18 abril, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

Lisboa, 18 abr.- El Gobierno portugués hizo pública hoy la aprobación de una propuesta legislativa que permitirá suspender el blindaje de los estatutos en sociedades cotizadas, lo que desbloquearía la situación actual que vive el Banco Portugués de Inversión (BPI), objeto de una OPA por parte de Caixabank.

La aprobación de esta propuesta se produjo el pasado jueves en el Consejo de Ministros, según confirmaron hoy a EFE fuentes del Ministerio de Finanzas luso, aunque ese día no se anunció en el comunicado que hizo público el Ejecutivo con sus acuerdos.

El cambio en la ley era preparado desde hace más de un mes y medio y fue consultado con el regulador bursátil luso, con el banco central portugués y con la Asociación Portuguesa de Bancos.

Esta alteración legislativa permitirá suspender el blindaje a los derechos de voto que existen en sociedades cotizadas en determinados casos, como el que vive el BPI actualmente, donde los accionistas tienen limitados estos derechos al 20 % aunque tengan una participación superior a esta cifra.

Así le ocurre al Caixabank en el BPI, del que posee el 44,1 % de los títulos pero donde su poder es prácticamente el mismo que el de la inversora angoleña Isabel dos Santos, cuya participación es del 18,6 %.

En la práctica, esto permitió a Dos Santos bloquear tanto la primera OPA lanzada por el Caixabank en febrero de 2015 como, más recientemente, impidió que el consejo de administración del BPI diera luz verde a la venta de su división angoleña.

Precisamente desprenderse de su participación de su negocio en el país africano es una prioridad para el BPI, ya que el Banco Central Europeo amenazó con imponerle sanciones de no hacerlo antes del pasado 10 de abril.

Caixabank y Dos Santos anunciaron un acuerdo la semana pasada, a falta de apenas una hora para que expirase el plazo, pero ayer el BPI informó de que este pacto quedó «sin efecto» tras las divergencias surgidas entre ambos.

Hoy mismo, la entidad española respondió a esta situación con el lanzamiento de una nueva OPA que tiene por objetivo hacerse con el control total del BPI. EFE

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD