Grecia, sumida en una nueva huelga de 24 horas contra el pensionazo

Grecia, sumida en una nueva huelga de 24 horas contra el pensionazo

02 marzo, 2017
|
Actualizado: 02 marzo, 2017 12:22
|

Tranvías, metro, bomberos y hospitales se han sumado a la huelga general de 24 horas en Grecia contra la bajada de las pensiones del llamado «Podemos griego».
Los hospitales griegos se han sumado in extremis a esta huelga por la subida de las cotizaciones sociales y bajada de pensiones, aprobada por el gobierno de Alexis Tsipras, otrora gran aliado de Pablo Iglesias, el líder de Unidos Podemos. Los médicos solo atienden casos urgentes, mientras la marea de batas blancas se ha concentrado ante el Ministerio de Trabajo tras una manifestación, donde han participado personal sanitario y personal de las empresas de servicios subsidiarios en los hospitales públicos.
Los médicos exigen la derogación inmediata de la ley de pensiones, que establece una bajada de hasta el 30% en esta retribución, la eliminación de las cotizaciones a la seguridad social para los médicos desempleados y el restablecimiento de sus salarios a niveles anteriores a la crisis.
Los 8.000 trabajadores de empresas de servicios externos de los hospitales reivindican por su parte ser contratados directamente por el sistema de sanidad griega, al igual que sucedió hace dos años con las limpiadoras del ministerio Finanzas.
Además se manifestaron en el centro de Atenas los bomberos con contratos temporales, que reivindican contratos fijos.
El Parlamento aprobó la semana pasada una enmienda que prolonga sus contratos -vencidos en febrero- tres años más como solución provisional hasta que el Gobierno negocie con los acreedores el tema, según anunció el ministro de Protección Ciudadana, Nikos Toskas.
Mañana los trabajadores del metro y del tranvía de Atenas celebrarán la tercera huelga de 24 horas en apenas una semana en protesta contra los planes del Gobierno de transferir la gestión de los locales comerciales en las estaciones a la empresa que engloba el transporte en la capital.
Los trabajadores ven en esta decisión gubernamental el primer paso para la privatización de la compañía. La mayoría de estas protestas están relacionadas directamente o indirectamente con reformas asociadas al tercer programa de rescate griego, impuesto por el FMI y los acreedores, un elenco llamado «troika».
Los representantes de las instituciones acreedoras se encuentran actualmente en Atenas para continuar las negociaciones con el Gobierno griego sobre la segunda revisión del programa, de cuyo éxito depende el desembolso de un nuevo tramo de la ayuda por un total de 6.100 millones.

Noticias Relacionadas: