De Guindos dice que España mandará señal a CE de compromiso contra el déficit

De Guindos dice que España mandará señal a CE de compromiso contra el déficit

12 abril, 2016
|
Actualizado: 12 abril, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

Madrid, 12 abr.- El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, ha afirmado hoy que España enviará a Bruselas «la señal» de que continúa comprometida con el esfuerzo de reducir el déficit, aunque ha recalcado que las próximas reformas que necesita el país son distintas a las de los años de la crisis.

En el coloquio posterior a su intervención en el Spain Investors Day, el ministro ha afirmado que en el programa de estabilidad que se enviará a Bruselas antes de que acabe este mes, y que explicará el día 19 en el Parlamento, «se verá cómo estos esfuerzos continúan».

No obstante, ha dejado claro que las reformas de los próximos trimestres o años no tendrán que ver con las que se acometieron cuando la economía estaba «al borde del colapso» en el año 2012.

Sí ha considerado que hará falta profundizar en reformas como la del mercado laboral, sobre todo, en el área de políticas activas de empleo, con el fin de acabar con la dualidad del mercado de trabajo.

Ha recalcado que a pesar de las mejoras, España sigue teniendo una economía «vulnerable» en áreas como el desempleo o el endeudamiento.

En unas declaraciones previas, De Guindos ha asegurado que las proyecciones tanto de crecimiento como de reducción del déficit serán «realistas» y acordadas con la Comisión Europea (CE).

Además, De Guindos ha considerado en su intervención que «el populismo es quizá el peor enemigo de las reformas estructurales» y «el reto más importante» de Europa, y ha remarcado cómo su crecimiento ha sido progresivo en países como Grecia, España, Italia, Holanda y Alemania.

Sobre el futuro de la Unión Europea (UE) ha confiado en que sea capaz de constituir «un buen marco» para el Reino Unido, y ha deseado que no se produzca la salida de este país en el referéndum que se celebra el próximo mes de junio.

A juicio del titular de Economía y Competitividad, el problema de la eurozona «no es la política monetaria», sino la baja productividad y un crecimiento «mediocre».

Además se ha mostrado convencido de que el «único camino» es transferir más soberanía y compartir más el riesgo entre los miembros de la moneda única. EFE

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD