PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

HazteOír entrega en la Junta 17.000 firmas contra el proyecto de Ley LGTBI

Considera que discrimina en favor de determinados activistas y colectivos

La asociación HazteOír entregó esta mañana 17.608 firmas en contra de la aprobación de una ley para el colectivo LGTBI en Castilla y León al considerar que es innecesaria, que vulnera derechos fundamentales de las personas y que tiene un “rechazo máximo” de los ciudadanos de la Comunidad.

PUBLICIDAD

A las puertas de la sede de la Junta de Castilla y León momentos antes de registrar las firmas, que esta mañana eran 17.702, la portavoz de HazteOír, Teresa García-Noblejas, pidió al presidente, Alfonso Fernández Mañueco, y al vicepresidente, Francisco Igea, que “frenen” esta ley y apuntó, también como argumento, el rechazo reflejado en el Portal de Transparencia autonómico.

“No necesitamos una ‘ley LGTBI’ que discrimina a todos y otorga privilegios a activistas y asociaciones que se arrogan la representación de personas por su orientación sexual; no se necesita una ley en función de con quien uno se acuesta”, denunció García-Noblejas.

Así, sostuvo que “en España la ley protege los derechos de todos y no podemos volver a leyes que favorecen a personas en función de con quién se acuestan” y criticó que con este tipo de medidas solo se busca el “adoctrinamiento” en función del género.

PUBLICIDAD

Tras insistir en los “miles de comentarios” de rechazo de esta ley en el Portal de Transparencia de Castilla y León, señaló que en Madrid se han abierto casi una treintena de expedientes sancionadores o que en Navarra “se obliga” a grupos LGTBI a dar charlas en colegios y hay “un día de la visibilidad lésbica”.

“Pedimos al Gobierno de Castilla y León, por miles de ciudadanos, que no den un paso para aprobar esta ley”, remarcó García-Noblejas, que rechazó que tengan alguna relación con Vox o que hayan financiado a ese partido político, porque explicó que su asociación se financia de donativos de particulares. “No recibimos ni un euros de ninguna institución pública”, aseguró, para afirmar que sus cuentas están auditadas por el Ministerio del Interior.