Programas del domingo
Hipocresía independentista: Cuando la Generalitat y el Parlament pedían cárcel por el asedio a la cámara

Hipocresía independentista: Cuando la Generalitat y el Parlament pedían cárcel por el asedio a la cámara

17 octubre, 2017
|
Actualizado: 17 octubre, 2017 19:32
|
PUBLICIDAD

La Generalitat y el Parlament pedían en 2013  penas de hasta tres años de cárcel para los protagonistas del asedio a la cámara catalana, ocurrido el 15 de junio de 2011. El Gobierno catalán limitaban su petición a las cuatro personas que, supuestamente, bloquearon a la comitiva en la que circulaba el vehículo oficial del presidente de la Generalitat, Artur Mas, que tuvo que acceder al hemiciclo en helicóptero. El Parlament, en cambio, pide penas de cárcel para las 20 personas que la Audiencia Nacional mantiene imputadas.

Los hechos ocurrieron el día que el Parlament debía debatir los presupuestos. Unas 600 personas participaron en una protesta convocada por el movimiento 15-M que derivó en un asedio a una decena de diputados catalanes. En su escrito de acusación, el Parlament subraya que los manifestantes “bloquearon” el acceso a la institución mediante “barricadas” y arrojaron objetos a los diputados, a quienes también increparon, escupieron, empujaron, golpearon, acorralaron y amenazaron.

Ahora, su discurso ha cambiado, porque son ellos los que han infringido la ley. Este martes, el conseller de la Presidencia, Jordi Turull, ha considerado hoy una «vergüenza democrática» que en España haya «presos políticos en pleno siglo XXI», en referencia al encarcelamiento de los presidentes de la Asociación Nacional Catalana (ANC), Jordi Sànchez, y de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart.

Después de que la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela enviara ayer a prisión sin fianza por sedición a Sànchez y Cuixart, Turull ha subrayado que se trata de «dos personas inocentes» que han sido encarcelados por un «delito inexistente», por decisión de un «tribunal incompetente» que es «heredero» del Tribunal de Orden Público franquista.

Para Turull, se trata de «un nuevo episodio de vergüenza democrática por parte del Estado español», una «injusticia» que «no habríamos pensado que viviríamos nunca».

«No sólo han encarcelado a dos personas que siempre han actuado de manera pacífica, sino que han militado desde siempre en el pacifismo», ha remarcado.

El Govern ha expresado su apoyo a «todas las movilizaciones en defensa de los derechos y las libertades» convocadas por la ANC y Òmnium y ha hecho un llamamiento «muy rotundo y especial a la serenidad».

Las «manifestaciones cívicas y pacíficas» serán, ha dicho, «el mejor homenaje» a Sànchez y Cuixart, por lo que «sobre todo no hay que caer en provocaciones de los diferentes estamentos del Estado».

A las 20.00 horas se ha convocado una concentración en el centro de Barcelona con velas para reclamar la liberación de Sànchez y Cuixart, a la que no asistirá el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, para preservar su rol institucional, según Turull.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD