Histórica manifestación en Barcelona por la unidad de España

Histórica manifestación en Barcelona por la unidad de España

08 octubre, 2017
|
Actualizado: 08 octubre, 2017 16:10
|
PUBLICIDAD

Los sentimientos y la emoción han desbordado todas las previsiones estimadas en una histórica manifestación en Barcelona. Los selfies con agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, la foto más buscada por los miles de españoles que se han manifestado en la Ciudad Condal.

«La unidad de España ni se negocia ni se pone en duda», «esta es nuestra Policía», «Puigdemont a prisión» o la versión del himno de España han sido los cánticos más sonados en una manifestación que ha llenado Barcelona con la bandera de España y la señera. Tal es la cifra de manifestantes que por primera vez la Guardia Urbana de Barcelona, cuyos números son más que discutibles no ha tenido más remedio que asegurar que eran 350.000 personas. Desde Urquinaona hasta la Ciudadella, pasando por la Plaza San Jaume y los aledaños no cabía un alfiler, tal y como ha comprobado Intereconomía.com. Según la organización, a esta convocatoria han acudido casi un millón de personas.

El corazón catalán y el sentmiento español.

Bajo el lema «Basta, recuperemos la sensatez» ha transcurrido la manifestación en favor de la Constitución y la unidad de España, una movilización convocada por Societat Civil Catalana (SCC) y otras plataformas, como Fundación Denaes, Somatemps y España y Catalans. Al término de la misma se ha leído un comunicado a cargo del ex presidente del Parlamento Europeo Josep Borrell y el Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa.

«Los independentistas quieren convertir a Cataluña en un país tercermundista», ha destacado Vargas Llosa. Vargas Llosa ha recordado que el nacionalismo es «la peor de todas las pasiones, la que ha causado más estragos en la historia (…) la religión laica» que ha provocado «sangre y cadáveres» en Europa, el mundo y en España.

«Estamos aquí para parar los estragos del independentismo (…) y por eso hoy miles de catalanes han salido a la calle, son demócratas que no creen que sean traidores, catalanes que no consideran al adversario un enemigo, que creen en la democracia, en la libertad, en el estado de derecho, en la constitución», ha dicho el premio Nobel de literatura. «Aquí hay miles de hombres y mujeres venidos de todos los rincones de España, incluso del Perú, a decirles a los catalanes que no están solos, que estamos con ellos, que vamos a dar juntos la batalla por la libertad».

La bandera de España vuelve a ondear en Barcelona

La bandera de España vuelve a ondear en las fachadas de los edificios

«La Democracia española está aquí para quedarse y ninguna conjura independentista la destruirá», ha asegurado Vargas Llosa, quien ha señalado: «no queremos bancos y empresas se vayan de Cataluña, como si fuera una ciudad medieval acosada por la peste». «Somos ciudadanos pacíficos que creemos en la coexistencia, en la libertad, vamos a demostrarles a esos independentistas minoritarios que España es ya un país moderno, que ha hecho suya la libertad y no va renunciar ante una conjura independentista que quiere convertirlo en país tercermundista. Viva la libertad, visca Cataluña y viva España». EFE

Dos horas antes del inicio de la masiva manifestación

Tan catalanes como españoles, rezaba una de las pancartas

La señera ya no es un símbolo único de independentistas, miles las sacaron a la calle junto con banderas de España

Otra de las pancartas reivindicativas

una de las paronámicas de la manifestación, donde apenas se aprecia el final de la misma

Puigdemont a prisión, otro de los lemas más coreados

Los manifestantes no se olvidan del 155 de la Constitución, el artículo más temido por los independentistas

Sentido homenaje con lágrimas y emoción a la Policía Nacional y la Guardia Civil en Barcelona

Sin duda, el momento más emocionante de esta histórica respuesta al independentismo y su golpe de Estado se ha centrado en la Jefatura Superior de la Policía Nacional en Cataluña, situada en la barcelonesa Vía Laietana, una decena de agentes de la Policía Nacional, algunos de ellos visiblemente emocionado, han recuperado la sonrisa al comprobar como miles de personas se acercaban a ellos para darles «gracias» y muestras de afecto tras ser expulsados en varios hoteles de municipios gobernados por el PSC y PdeCat.

A estos «valientes» se les ha lanzado flores y engalanado la furgoneta con banderas de España y Cataluña, junto con claveles y rosas, flores que han cubierto el suelo de la entrada.

Uno de los selfies con un agente de la Policía Nacional

Las muestras de agradecimiento en esta histórica marcha en favor de la unidad de España y el cumplimiento de la legalidad vigente se han sucedido al menos durante más de cuatro horas, donde agentes que jamás se habían puesto gafas de sol lo han tenido que hacer para evitar ser fotografiados con los ojos llenos de lágrimas de emoción.

«Solo he llorado dos veces en mi vida: «El nacimiento de mi hija y hoy«, afirma uno de ellos a este diario, mientras numerosas personas pedían su selfie con los agentes de la UPR y la UPI, colocados firmes ante la fachada, viendo desde un lugar privilegiado esta manifestación. Verdaderos protagonistas han sido los miles de anónimos que han llegado a las puertas de esta dependencia.

Una mujer besa a uno de los mandos policiales

Uno de los momentos que más ha levantado las banderas de España ha sido el izado en la fachada del emblema nacional, recibida con vítores y aplausos por los asistentes. También la tamborada llevada a cabo por agentes de la Guardia Civil.

Muestras de agradecimiento se han sucedido durante todo el recorrido

Otro homenaje lo ha dado un legionario en silla de ruedas, que se ha acercado para dar la mano a los agentes allí desplegados. Ninguno de los políticos presentes en la cabecera de la manifestación se ha acercado a saludar a los agentes de la Jefatura Superior durante la marcha.

Estrechar la mano a un mando policial, el gesto más buscado

Los agentes de la Policía Nacional han reflejado su gratitud acercándose a quienes se lo pedían para hacerse una foto o un simple gesto como estrechar la mano, que después pasaba a ser un abrazo largo.

«Dejar en paz a los niños de los guardias civiles»

Los regalos y obsequios a la Policía han sido muy variados, desde flores hasta un paraguas. Los agentes han tenido también detalles con los allí congregados, como pins y llaveros.

Un paraguas con la bandera catalana, uno de los regalos a la Policía Nacional

Los servicios de emergencia de la Generalitat sí tuvieron un gesto con la Policía. Los bomberos, reclamados por la multitud para reprochar sus acciones durante la jornada del pasado referéndum ilegal, no han hecho acto de presencia.

Miembros de emergencias en Cataluña abrazan a la Policía Nacional

También ha tenido respuesta el acoso sufrido por los hijos de guardias civiles de Barcelona. «Keep Calm and dejar en paz a los hijos de los guardias civiles», rezaba una de las pancartas.

Así se quedó la furgoneta de la Policía Nacional

Un miembro de la Unidad de Intervención Policial, aclamado tras subirse a la furgoneta

Otro selfie con la Policía.

La Policía ha tenido un gran reconocimiento en Barcelona

«No estáis solos», coreaban al unísono miles de gargantes, bandera de España y de Cataluña al aire. «Esta es nuestra Policía», proseguía otro. «Viva la Policía Nacional y la Guardia Civil», coreaban aún más fuerte. Los agentes se han colocado gafas de sol, alguno de ellos para evitar mostrar la emoción de forma externa, aunque algunos no han podido ante el calor humano recibido este domingo en Barcelona.

Una agente agradece las muestras de afecto de los miles de ciudadanos anónimos

Un agente estrecha la mano a una ciudadana anónima que se ha acercado a darle las «gracias»

 

Las muestras de afecto no se han hecho esperar

Salfumán, contra manifestantes con banderas de España

Uno de los momentos que más ha provocado los pitos del público ha sido cuando una vecina ha extendido en el balcón la bandera estelada. Tras recibir numerosos pitos y abucheos, los manifestantes han dado paso a corear «viva España» y «viva Cataluña».

Asimismo, TV3 también ha sido centro de las críticas de los concentrados. En cada conexión se les espetaba con fuerza a los periodistas: «TV3 manipuladora».

Una vecina ha colgado la estelada durante la manifestación

No obstante, el momento con mayor tensión lo ha sufrido un grupo de viandantes a los que se les ha arrojado salfumán desde un edificio cercano a la multitud. La zona ha tenido que ser acordonada por agentes del servicio de emergencias, quienes pedían a los despistados no acercarse a esa acera.

Los servicios de emergencias de la Generalitat acordonan la zona tras el ataque con salfumán en Barcelona

El peligro de este potente desengrasante es que caiga sobre la piel o los ojos.

Momento en el que emergencias asegura a Intereconomía.com que están acordonando la zona por el ataque con salfumán

La guerra de cifras, el único debate que les queda a los independentistas

Los independentistas tratan ahora de minimizar esta histórica manifestación en Barcelona en favor de la unidad de España y de la Constitución. Como suele ser habitual, algunos medios tratarán de asegurar que no llegan ni a los 100.000 y que están lejos de los números alcanzados por el clamor separatista. «Luego diréis que somos cinco o seis», se coreo en la manifestación más multitudinaria en los últimos años en la Ciudad Condal. En tono de humor, dejamos aquí una foto que ‘contentará’ al separatismo: a la manifestación solo acudió una persona.

Solo hubo una española en la manifestación de Barcelona, según los separatistas.

No obstante, los vídeos publicados por los convocantes muestran una realidad muy diferente. Desde Paseo de Gracia con Gran Vía y hasta el final de Vía Laietana no cabía un alfiler, así como tampoco en la zona más próxima a la Ciudadella.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD