La huelga le ha costado a ferrocarriles franceses unos 300 millones de euros

La huelga le ha costado a ferrocarriles franceses unos 300 millones de euros

06 junio, 2016
|
Actualizado: 06 junio, 2016 13:02
|

París, 6 jun.- Las sucesivas huelgas en los ferrocarriles franceses, que desde la semana pasada se prorrogan día a día y que últimamente tienen un nivel de seguimiento limitado (un 8,5 % hoy), le cuestan a la compañía SCNF unos 20 millones de euros diarios, lo que significa unos 300 millones desde el inicio del conflicto.

En esos 20 millones de euros se incluyen los derivados de los reembolsos de billetes para las personas que no pueden viajar, pero también los que se dejan de vender por los trenes que no circulan, explicó a Efe una portavoz de la Sociedad Nacional de Ferrocarriles (SNCF).

Desde el pasado fin de semana dos sindicatos que mantienen la convocatoria de paro para presionar en las negociaciones por el convenio colectivo a lo que suman su denuncia de la reforma laboral: la Confederación General del Trabajo (CGT) y Sud Rail, que representan más del 50 % de los votos en las últimas elecciones.

Otros dos que pesan un 30 % -la Confederación Francesa de Trabajadores (CFDT) y Unsa- decidieron abandonar la semana pasada la protesta después de la intervención del secretario de Estado de Transportes, Alain Vidalies, que impuso una serie de concesiones que la dirección de la SNCF (de titularidad pública) no querían hacer.

Hoy está convocada una reunión entre dirección y sindicatos para buscar un acuerdo, al término de la cual la primera propondrá un texto sobre la que deberán pronunciarse las centrales, que podría ser la ocasión para terminar el movimiento o radicalizarlo.

En paralelo, los huelguistas presionan en las discusiones sobre el nuevo convenio colectivo que debe servir para el conjunto de los trabajadores del sector ferroviario con vistas a la apertura a la competencia de la actividad de pasajeros.

Según las previsiones de la SNCF, hoy se suprimieron a causa de la huelga un 40 % de los trenes de alta velocidad, un tercio de los de largo recorrido y un 40 % de los regionales.

El presidente francés, François Hollande, hizo el domingo un llamamiento para que cesen esas perturbaciones, que corren el riesgo de afectar a quienes viajen a Francia para la Eurocopa de fútbol que comienza el próximo viernes. EFE

Noticias Relacionadas: