El IBEX 35, en mínimos de la crisis de Lehman Brothers

El IBEX 35, en mínimos de la crisis de Lehman Brothers

09 febrero, 2016
|
Actualizado: 09 febrero, 2016 0:00
|

El IBEX 35 se desploma en otra jornada negra. Pierde un 3% tras dejarse ayer un 4,4% y baila ahora con los 7.900 puntos, casi los mínimos de la crisis de 2009, pero aún lejos de los mínimos de la segunda recesión en 2012, cuando alcanzó los 6.000 puntos a precios de cierre. El IBEX 35 ha perforado a la baja el importante soporte de los 8.000 puntos y se dirige ahora a los 7.700 puntos, otro punto de apoyo muy importante y que en caso de perderlo no habría siguiente parada hasta los 7.200 y los 6.000 puntos después.

Los inversores huyen de la renta variable española, que dobla las caídas del resto de Bolsas europeas. A los problemas de la economía global, China, una posible recesión en EE UU, el aumento del precio del oro y el hundimiento del petróleo, se une la incertidumbre política en España, donde el PSOE se ha propuesto a gobernar con Podemos con un programa populista que conlleva subidas en las cotizaciones sociales y de impuestos, penalización a la contratación temporal y derogación de varias reformas, como la laboral.

Los diarios económicos más influyentes como Wall Street Journal o Financial Times ya han advertido de este futuro Gobierno, donde se tacha a Podemos de «radical» y cuya única experiencia política es asesorar a los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez o Nicolás Maduro. Asimismo, abogan por una gran coalición, donde el PP tendría la voz cantante, pero el PSOE se niega a ello, mientras afirma que tratará de negociar con Bruselas un nuevo objetivo de déficit, una tarea que ya intentó sin éxito el Podemos griego, dirigido por Alexis Tsipras.

Por otro lado, la prima de riesgo en España se sitúa en los 160 puntos básicos por dos motivos: La desconfianza hacia España y las renovadas compras de deuda alemana debido a su condición de valor refugio. España paga por su bono a diez años más de un 1,8%, frente al 0,2% del bono alemán a ese mismo tiempo, es decir, con un escenario de intereses en mínimos históricos España paga 8 veces más que Alemania para colocar ese mismo tipo de deuda. Además, la desconfianza hacia la periferia se extiende al resto de países, con un riesgo país en Grecia cercano a los 1.000 puntos, mientras en Portugal se sitúa en los 350 puntos básicos.

El IBEX 35 cotiza así con descensos después de perder un 4,4% en la sesión de este lunes y los descensos desde el inicio del año alcanzan ya el 17%. El IBEX 35 perfora los mínimos del año y de agosto del pasado año y se sitúa en los mínimos de junio de 2013, cuando se visitaron los 7.700 puntos. Entonces había motivos, ya que la economía española se encontraba en recesión técnica, pero ahora el crecimiento es del 3,2%.

El precio del petróleo, que baila ahora en los 30 dólares por barril, la crisis en China y la posible recesión en EEUU ahuyentan a los inversores en renta variable. La deuda de EE UU, la alemana, el franco suizo y el oro actúan ya como valores refugio. El Nikkei japonés se ha hundido un 5% en esta sesión, mientras ofrece intereses negativos por su bono a diez años por primera vez en toda su historia.

Entre los valores más castigados se encuentran Arcelor, con una caída del 10%, seguida de OHL y Banco Sabadell con un desplome del 7%, respectivamente. Sacyr, Merlin y Popular se hunden un 6%. ACS, Mapfre y Técnicas Reunidas pierden más de un 5%. La banca se sitúa con caídas del 4%, y superiores al 3% se sitúan Telefónica, Acciona y Repsol. El único valor que cotiza en positivo es Gamesa, con un ascenso del 6%, ante una posible compra de Siemens.

.
Noticias Relacionadas: