PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Igea teme que los ajustes que pide la UE se carguen a las autonomías

La Comunidad sólo ha recibido 35 millones del fondo de financiación

La Junta de Castilla y León expresó hoy el temor de que el recorte de 7.000 millones de euros solicitado a España por la Comisión Europea se realice a consta del retraso en las transferencias a las comunidades autónomas, ya que hasta este momento sólo se han recibido 35 millones de los fondos pendientes del sistema de financiación.

PUBLICIDAD

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el vicepresidente y portavoz, Francisco Igea, manifestó que el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, mostró esa preocupación fuera del orden del día e informó de que el 28 de noviembre está previsto el traspaso de 114 millones de la financiación autonómica, pero que no “se sabe nada” de la liquidación del IVA de 2017.

El recorte solicitado por Bruselas se enmarca en el Plan Presupuestario de España para 2020, en relación a un desvío en los objetivos de déficit, gasto y deuda públicos. Además podría pedir a España que dedique cualquier ingreso extra a reducir deuda, algo en lo que se asienta también el temor de la Junta, aseveró Igea.

Igualmente, se refirió a la pérdida de recursos del modelo de financiación autonómica, cuya revisión es una demanda de todos los gobiernos de las autonomías, y señaló como Castilla y León ha pasado de un peso en el sistema del 7,12 por ciento al 6,34 por ciento.

PUBLICIDAD

En concreto, la Junta, a través de una carta del presidente Fernández Mañueco al Gobierno, cifró en 440 millones las cantidades pendientes, de ellos 298 millones corresponden al incremento de las entregas a cuenta y 142 millones a la liquidación del IVA.