Ni Iglesias ni Colau pasan la exigente prueba del Círculo de Economía

Ni Iglesias ni Colau pasan la exigente prueba del Círculo de Economía

27 mayo, 2016
|
Actualizado: 27 mayo, 2016 0:00
|

La extrema izquierda se estrenaba en el Círculo de Economía de Sitges y el resultado ha sido decepcionante entre los asistentes. Pablo Iglesias mostró buenas dotes de orador, pero su mensaje no convenció a los presentes, mientras Colau tendrá que aplicarse más tanto en la forma de dar el discurso, como en el fondo del mismo.

El líder de Unidos Podemos y la alcaldesa de Barcelona se estrenaban en XXXII Reunión de Sitges (Barcelona) y recibieron la misma atención que han tenido otros conferenciantes de mayor calado, como Mariano Rajoy o Albert Rivera. Los empresarios presentes mostraron el agrado en las formas de Iglesias, pero rechazaron de plano el mensaje de Iglesias, centrado únicamente en los gastos si llegara al Gobierno, pero poco en cómo sufragarlos. Y es que, los empresarios no se muerden la lengua: «Sus políticas son imaginativas y nada más» y «está centrado únicamente en el gasto» son las expresiones más comentadas, según recoge Crónica Global.

Iglesias supo manejar la oratoria, hasta el punto de que ha sido calificado como el mejor orador, ante un público que ha sido objeto de las críticas de Podemos hasta la saciedad. Y es que, Iglesias argumentó el por qué de su irrupción. «No existiría sin el fracaso de las políticas económicas que se han impulsado en los últimos años en el país«, aseguró.

Los anuncios de subidas de impuestos en Patrimonio, Sucesiones y Donaciones, crear una tasa a las transacciones bancarias -tasa Tobin- o uno de «solidaridad a las entidades financieras privadas para recuperar parte de las ayudas públicas que ha recibido el sector» fueron algunos de sus anuncios. Antón Costas, presidente del Círculo, le preguntó una cuestión crucial que Iglesias no acertó a responder con concrección: «Cómo se va a pagar tanto gasto».

La alcaldesa de Barcelona, por su parte, fue diana de los empresarios al cuestionarle sobre sus 11 concejales, un número muy insuficiente para gobernar con garantías, al tiempo que se le ha criticado por la huelga de Metro, por la flexibilidad con los manteros, y su fracasado intento de la Diagonal de Barcelona.

Noticias Relacionadas: