Insólito: primera manifestación en España contra el impuesto de Sucesiones

Insólito: primera manifestación en España contra el impuesto de Sucesiones

28 febrero, 2017
|
Actualizado: 28 febrero, 2017 14:37
|

Las calles de Sevilla se han teñido de los colores de la bandera de Andalucía en una marcha contra el impuesto de Sucesiones. Los manifestantes han realizado su protesta a grito de «somos ahorradores, no somos ladrones».
Los últimos casos sangrantes, como el de una familia que está al borde del desahucio por no poder hacer frente a este injusto impuesto, han levantado a parte de la sociedad andaluza. «Impuesto sucesiones, impuesto de ladrones«, han coreado los manifestantes en las calles de Sevilla, cuyas críticas se han centrado en la presidenta de Andalucía y previsiblemente candidata a liderar el PSOE, Susana Díaz, y contra la Junta de Andalucía.
«No nos detendremos», han afirmado quienes se manifiestan contra este impuesto, que golpea a todos los ciudadanos, independientemente de su renta. Así, pasan por la ventanilla pobres como ricos, ahorradores como despilfarradores. «Ningún andaluz es desigual», afirman en una multitudinaria protesta, cuya cabeza esgrimía un enorme cartel: «Stop impuesto de Sucesiones. Eliminación ya. Lucha por tu herencia«.

Y es que, por ejemplo, un andaluz, soltero, de 30 años, que hereda bienes de su padre por valor de 800.000 euros, de los que 200.000 corresponden a la vivienda del fallecido, paga hasta 164.049 euros de impuesto de sucesiones, mientras que si la situación se traslada a Canarias, la cantidad a abonar sería de 134 euros.
Andalucía, gobernada por la socialista Susana Díaz, que aspira a ser secretaria general del PSOE, y Asturias, por Javier Fernández, presidente de la gestora socialista, son las comunidades autónomas con los impuestos de sucesiones más altos de toda España. Toda la vida trabajando y tributando para que al final la comunidad autónoma en cuestión, que tiene transferidas esas competencias, vuelva a recuadar por lo dejado por un fallecido a su mujer e hijos por el impuesto de Sucesiones y Donaciones.
Este impuesto, de naturaleza injusta por el doble gravamen que supone para el contribuyente, en vida y muerto, tiene una diferente tributación que depende de las comunidades autónomas. siendo la tres más caras Andalucía, Asturias y Aragón, curiosamente las tres gobernadas por el PSOE.

Noticias Relacionadas: