El Incibe afirma que el ciberataque Petya.A no afecta a España

El Incibe afirma que el ciberataque Petya.A no afecta a España

28 junio, 2017
|
Actualizado: 28 junio, 2017 7:34
|
PUBLICIDAD

El Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), con sede en León, ha explicado que por el momento no hay constancia de que España se haya visto afectada por el nuevo ciberataque internacional, consecuencia de un virus del tipo ransomware.

El subdirector de servicios de ciberseguridad del INCIBE, Marcos Gómez, ha explicado en declaraciones a los periodistas que está «bajo estudio» el impacto en España del ciberataque, por lo que se está en permanente contacto con las empresas de ciberseguridad y prestando un soporte a compañías que pudieran verse afectadas.

Ha señalado que las sedes españolas de algunas multinacionales han cesado su actividad porque así lo aconsejan sus protocolos de seguridad, aunque se trata se medidas preventivas. «De momento, el ciberataque está afectando principalmente a Ucrania, Rusia, Polonia y Alemania, y de forma más limitada a Bielorrusia», ha explicado Gómez.

¿Cómo y qué reclamar a una empresa que ha sufrido un ciberataque?

Ha añadido que el método utilizado en este ciberataque es similar al utilizado el pasado mes de mayo, cuando se propagó un virus de la familia WannaCrypt. No obstante, Gómez ha precisado que eso no quiere decir que los ciberdelincuentes que estén detrás de este nuevo ataque sean los mismos que actuaron hace un mes.

Al respecto, ha señalado que los ciberdelincuentes «podrían estar probando nuevos tipos de propagación para comprobar su efectividad en la red».

Gómez ha explicado que para minimizar el impacto se está trabajando con las empresas de ciberseguridad y con las potenciales víctimas para que utilicen todos los medios posibles de detección y de bloqueo.

«Eso pasa por actualizar los equipos y hacer copias de seguridad y, sobre todo, que todo el personal está avisado para que no se abran ficheros adjuntos en correos que sean de fuentes no confiables», ha puntualizado el responsable del INCIBE.

Gómez ha recordado que los protocolos en seguridad funcionaron correctamente para frenar el virus WannaCrypt que se propagó hace un mes y ha advertido de que en este caso cambian las horas, ya que el anterior ataque fue un viernes y ahora se hace un martes, con más personal en las oficinas y mayor capacidad de respuesta.

No pagar

«Lo que hemos aprendido del anterior ataque es que hay que estar al día, actualizar equipos y hacer copias de seguridad», ha recalcado.

Gómez ha señalado que se está solicitando un pago a través de bitcoin de 300 dólares para recuperar los ficheros encriptados, una cantidad «baja» porque el objetivo de los ciberdelincuentes «es conseguir muchos pequeños ‘clientes’ que estén dispuestos a pagar ese rescate».

«Nuestra recomendación es que nunca se pague porque no hay garantías de que el ciberdelincuente devuelva la información», ha abundado.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD